BOLSA

La Bolsa aprieta el acelerador

El op­ti­mismo des­borda a los mer­cados de renta va­ria­ble. Los in­ver­sores em­piezan a ver ga­nan­cias sus­tan­ciales por pri­mera vez en mucho tiempo y están de­jando co­rrer a las ac­cio­nes. Lo que no está claro es cuánto du­rará esta ale­gría. El Ibex 35 ha ce­rrado las cinco úl­timas se­siones con una re­va­lo­ri­za­ción acu­mu­lada del 3,26% para en­ca­ra­marse hasta los 10.943 pun­tos, má­ximos desde 2017-.

La cautela mostrada por los grandes bancos centrales a la hora de contener las expectativas de rebajas de tipos de interés, lejos de disgustar al mercado, ha supuesto un espaldarazo a la creciente confianza en la recuperación económica mundial. Un notable alivio cuando hace apenas unos meses todavía se hablaba de los fuertes riesgos de recesión.

A la mejoría del panorama financiero también ha contribuido el excelente balance de los resultados empresariales de 2023 que acentúa las expectativas de beneficios futuros, máxime si la economía española mantiene el buen ritmo actual con una proyección de crecimiento de al menos el 1,9% del PIB.

Otro factor a tener en cuenta son las promesas sobre la posible retirada de los impuestos extraordinarios que ha elevado el interés de los inversores, sobre todo extranjeros, en el sector bancario español que había estado muy penalizado por este motivo. Los bancos están recuperando de este modo su papel de locomotora del mercado, acompañados también por fin por Telefónica.

La cuestión ahora es si las bolsas serán capaces de aguantar el ritmo para poder superar la cota de los 11.000 puntos y afrontar el ataque a las nuevas resistencias que encuentra sobre esa cota o se toman un pequeño respiro para asentar posiciones. En principio, la primera opción empieza a cobrar fuerza, teniendo en cuenta el notable retraso de las bolsas españolas con el resto de grandes bolsas internacionales.

Calendario semanal de Bolsa

Los festivos de Semana Santa condicionarán en buena medida el desarrollo de los mercados financieros esta semana en curso. Muchos operadores se cogerán vacaciones y eso se dejará sentir en el volumen de negocio. También será una semana intensa en cuanto a indicadores económicos con importantes datos de inflación y crecimiento que pondrán a prueba la solidez de las bolsas.

Hoy lunes destacarán los datos de precios de producción industrial en España y en especial los datos de ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos que suele ser muy seguido por los inversores.

En la sesión del martes, el foco de atención estará puesto en el informe de confianza del instituto económico alemán GFK, el PIB de España correspondiente al cuarto trimestre del pasado ejercicio con unas previsiones de crecimiento del 2% en tasa anual, mientras que desde el otro lado del Atlántico llegarán los pedidos de bienes duraderos, el índice inmobiliario S&P C-Shiller y la confianza consumidora que cobra especial interés para la Reserva Federal con vistas a las posibles presiones inflacionistas.

Entre las citas más relevantes de la agenda financiera internacional del miércoles destacará el IPC y las ventas al por menor en España, así como los indicadores de confianza y clima empresarial que se darán a conocer en la zona euro. En estados Unidos apenas se espera el índice hipotecario MBA.

El jueves, última sesión de esta semana bursátil, el foco estará puesto en las ventas al por menor y la tasa de paro en Alemania, el agregado monetario de la zona euro M3 que permite al BCE medir las presiones inflacionistas, así como la tercera estimación del PIB en Estados Unidos del cuarto trimestre del pasado ejercicio, las casas pendientes de ventas y el índice de confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

El viernes será festivo en casi todos los grandes mercados financieros internacionales, entre los que se encuentra la bolsa española.

Artículos relacionados