Ratifica en la JGA 2024 la es­tra­tegia de cre­ci­miento or­gá­nico: “tenemos ta­maño su­fi­ciente”

Botín confirma los objetivos de 2024 tras sumar dos millones de clientes en lo que va de año

La pre­si­denta del Santander avanza que la ratio de efi­ciencia me­jo­rará al 42,7% en el primer tri­mestre

Ana Botín presidenta de Banco Santander.jpeg
Ana Botín presidenta de Banco Santander.jpeg

La pre­si­denta del Banco Santander, Ana Botín, ha ra­ti­fi­cado los ob­je­tivos fi­jados para el pre­sente ejer­cicio dada la fa­vo­rable evo­lu­ción del banco en lo que va de año. Según anunció a sus ac­cio­nis­tas, “2024 ha em­pe­zado con una ex­ce­lente di­ná­mica de ne­gocio y re­sul­ta­dos”. Sin fi­na­lizar aún el primer tri­mes­tre, el grupo ha cap­tado dos mi­llones de clientes y ha man­te­nido “planos” sus costes por tercer tri­mestre con­se­cu­tivo. Eso le per­mi­tirá me­jorar la ratio de efi­ciencia hasta el 42,7% en este primer tri­mes­tre.

En su intervención ante la junta general de accionistas de 2024, celebrada este viernes en Madrid, la presidenta del Santander resaltó que el coste del riesgo en Europa apenas ha mejorado pero su efecto se ve compensado por el crecimiento de la cartera en Latinoamérica. Un equilibrio alcanzado gracias a la diversificación geográfica y del amplio segmento de clientes

Ana Botín reconoció tener “gran confianza en cerrar un 2024 bastante mejor que 2023, que ya ya fue un gran año -dijo- y en el que cumpliremos todos nuestros objetivos”. De hacerlo, los accionistas recibirán 6.000 millones de euros de retribución dividida a partes iguales entre efectivo y recompra de acciones.

La presidenta subrayó la fortaleza de la entidad, cuya ratio de capital sigue por encima del 12% “también en linea con los objetivos para este año”. La rentabilidad sobre fondos propios tangible (RoTE, Return On Tangible Equity, indicador de la rentabilidad sobre el patrimonio tangible) del grupo alcanzará el 16% hasta abril apoyada, entre otras, en el 16% de RoTE obtenido en el negocio Retail (banca minorista)..

Todo ello, añadió, gracias al comportamiento de los mercados europeo y suramericano, del 35% en el negocio de tarjetas (mercado en el que el Santander es una de las mayores entidades del mundo con 165 millones de clientes) . O el RoTE del 35% en el negocio de Pagos, con casi cien millones de tarjetas activas y 35.000 millones de transacciones, que le sitúa con “uno de los mayores emisores de tarjetas y líderes en procesamiento de pagos a nivel mundial”.

Un posicionamiento que la entidad cántabra espera reformar mediante la prestación de este servicios a terceros, tanto en pagos entre particulares, como en compras en comercio físico y electrónico y pagos entre empresas.

Diez años en el cargo

La presidenta del Santander recordó que en 2024 cumplirá diez años con el cago Un tiempo en el que “hemos sido testigos de guerra en Europa, pandemia, subida tipos… y, pese a todo, hemos crecido en casi 60 millones de clientes, hemos multiplicado por siete la remuneración al accionista y hemos generado recursos netos de 58.000 millones que hemos destinado a reforzar el capital y a retribuir a los accionistas casi a partes iguales”.

La entidad está inmersa, dede 2015 -aunque el año pasado dio el verdadero acelerón al proceso- en una profunda reestructuración organizativa en cinco líneas de negocio globales: Retail, Consumer, Pagos, CIB (Corporate & Investment Banking) y Wealth (integra los negocios de Santander Private Banking, Santander Asset Management y Santander Insurance).

Con más de 160 años de historia, el Santander está en plena transformación “de un banco español a un banco global” aunque, subrayó, “falta ahora evolucionar para ser de verdad un banco global con capacidad para ganar en un mundo digital con nuevas reglas del juego y sin perder la cercanía, un banco pegado al terreno y cercano a los clientes”. Momento en el que Ana Botín aseguró que lo harán “con el espíritu del Santander: vamos a por todas; cuando nos proponemos algo, lo conseguimos”.

En paralelo, la entidad adapta su estructura interna y de gobernanza donde el 31,4% de los puestos directivos y el 40% del consejo son mujeres y destacó el hecho de que “hemos logrado dos años antes de lo previsto la equidad salarial entre hombres y mujeres".

Confianza económica

La presidenta del primer banco español mostró su confianza en que la economia española crecerá este año por encima de la media europea impulsada por el consumo privado y el turismo. Y tras destacar la influencia de los fondos europeos en la marcha de la economía el 5% del PIB en España frente al 1,4% de media europea) señaló la importancia de acelerar los fondos europeos ya que, añadió, “aceleraría el crecimiento”. Pero para asegurar ese crecimiento, dijo, “se requiere más inversión y unas cuentas publicas más equilibradas”.

Aunque confiado en el crecimiento de la economía española, las miras y esperanzas del Santander se sitúan en Latinoamérica donde la entidad es el primer banco de la zona que, dijo, “está mejor que nunca”. En los últimos diez años, unos 37 millones de nuevos clientes han abierto cuenta con el banco “y aún hay 178 millones de personas que no están no están bancarizados”, destacó.

Aunque entre todos los mercados de la zona, Brasil es la estrella, tanto por esperar para 2024 los mejores resultados de la historia (en reales) sino también por haberse dotado de “nuevas reglas fiscales que le permiten crecer de una manera fiscalmente responsable”. Tal como reconoció Ana Botín: “Brasil, cada vez más, juega un papel de líder global” y va camino de que su deuda pase a ser considerada por las grandes firmas de rating internacionales como Investment Grade. Y "cuando eso ocurra -añadió- será una revolución geopolítica en la economia local”.

Incertidumbres políticas

Por su parte, el consejero delegado de la entidad, Héctor Grisi, destacó que 2023 "ha sido un año de cierta incertidumbre a nivel global, en el que nuevos conflictos geopolíticos se sumaron a los que ya existían de años anteriores. A esto también se unieron otros fenómenos globales, como la irrupción de avances tecnológicos que pueden acabar representando un cambio de paradigma”. Aunque sus expectativas pasan porque la inflación se acerque a los niveles objetivo (el 2% según el BCE); lo que permitiría reducir tipos en Latinoamérica, EEUU y Europa durante la segunda mitad del año.

Grisi señaló ante los accionistas que el mercado europeo, aunque “favorable”, será “menos propicio por la presión en los márgenes; pero la diversificación permite compensarlo con Sudamerica y Consumer”.

Artículos relacionados