BOLSA

Duro Felguera pide árnica y tiempo

El amago de re­bote ex­pe­ri­men­tado con la lle­gada de los em­pre­sa­rios me­xi­canos como so­cios in­dus­triales de Duro Felguera ha que­dado en un mero es­pe­jismo. El op­ti­mismo ini­cial se ha cho­cado de bruces con la realidad del grupo, obli­gado a re­con­ducir su hoja de ruta ante la de­bi­lidad de sus cuentas en el úl­timo año.

La demora en la llegada de sus nuevos socios, Mota-Engil México y Prodi, ha retrasado los planes del grupo industrial asturiano hasta tal punto de tener que pedir árnica a la Sepi y al Principado de Asturias con el fin de modificar el calendario para devolver los préstamos, mientras por otro lado busca nuevos avales de la banca por 350 millones de euros.

Esto ha vuelto a poner en duda la capacidad de Duro Felguera para garantizar su viabilidad financiera. Sin embargo, la reciente inyección de 90 millones de euros, aseguran en el grupo, va a permitir recuperar el tiempo perdido y alcanzar las ventas y la generación de caja previstas para el plan fijado hasta 2028.

A la espera de la actualización de sus cuentas, lo cierto es que el mercado no parece dispuesto a ser paciente con la compañía. Eso se traduce en una caída en Bolsa del orden del 15% en el acumulado del año después de un 2023 sin pena ni gloria.

En estos días ha perdido el nivel de los 0,6 euros profundizando en la delicada situación del grupo. Los expertos técnicos creen que de recuperar pronto esta referencia tendría una tímida oportunidad para iniciar un movimiento ascendente. Sin embargo, todas las señales apuntan a que se volverá a imponer la tendencia descendente hasta niveles cercanos a sus mínimos absolutos si por medio no aparecen noticias más tranquilizadoras para el mercado.

Artículos relacionados