BOLSA

Prosegur, mala digestión de la opa

Helena Revoredo ha al­can­zado fi­nal­mente el 73% de las ac­ciones de Prosegur des­pués de que el 13,2% del ca­pi­tal, 72,1 mi­llones de ac­cio­nes, haya acu­dido a la re­ciente opa por el 15% a un precio de 1,83 euros por tí­tulo. Una ope­ra­ción que no le ha sen­tado nada bien al valor que se ha des­ploma cerca de un 10% en las úl­timas se­sio­nes.

En el mercado preocupa la caída del “free float” a niveles ínfimos que pueden acabar lastrando la cotización justo en un momento en que precisamente la CNMV ha mandado un serio aviso a las empresas cotizadas con bajos niveles de liquidez.

De momento, la dueña y presidenta de la compañía de seguridad, ha insistido en que no hay intención de promover o proponer su exclusión de negociación y que la sociedad seguirá cotizando en las bolsas de valores. Lo cierto es que, sin embargo, el mercado no acaba de fiarse.

En los últimos tiempos se ha puesto de moda eso de cambiar de opinión o que te hagan cambiar de opinión y Prosegur, señalan los expertos, se ha convertido en una clara candidata a abandonar el mercado más temprano que tarde.

Mientras eso no ocurra, los operadores aconsejan una especial prudencia incluso teniendo en cuenta su jugoso dividendo, uno de los más altos del mercado español con una rentabilidad anual por encima de los dos dígitos, el bajo PER de poco más de 13 veces en el que se mueve.

Estas dudas estarían justificando el ajuste de casi el 10% de la cotización en estos días que ha llevado a la acción por debajo de los 1,64 euros, muy cerquita ya de su zona de soporte. Todo apunta a que su actual suelo aguantará, pero de no hacerlo podría deslizarse hasta los 1,4 euros.

Artículos relacionados