El em­pre­sario me­xi­cano am­plía ca­pital en la com­pañía de car­tera es­pañola antes de la ope­ra­ción

Slim repite jugada en Realia y eleva al 92,5% su participación tras comprar a Tetragon el 15%

Invierte 137,7 mi­llones que dis­tri­buye entre FCC y una de sus pa­tri­mo­nia­les, Finver Inversiones

Sede de Realia en Madrid
Sede de Realia en Madrid.

Como hizo en FCC con la OPA amis­tosa lan­zada en sep­tiemnbre de 2023, el in­versor me­xi­cano Carlos Slim se ha con­ver­tido en el ac­cio­nista am­plia­mente ma­yo­ri­tario de una de las em­presas señeras que con­trola en España, la in­mo­bi­liaria Realia. Slim ha ad­qui­rido un 15% al grupo in­versor Polygon Global Partners. Polygon, re­bau­ti­zado en Europa como Westbourne River Partners, fi­lial del grupo de ser­vi­cios fi­nan­cieros y ges­tión de ac­tivos Tetragon. Este grupo man­tenía dicha par­ti­ci­pa­ción desde di­ciembre de 2020 en forma de CFD (contratos por di­fe­ren­cia).

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operación se ha cerrado a un precio de 1,1 euros por acción; lo que supone una prima de casi el 4% sobre el precio que Realia fijó el martes en bolsa, 1,06 euros por titulo. Eso supone que la inversión realizada por el grupo de Slim supera los 137,7 millones de euros y despeja (si la hubiera) cualquier duda de que el inmobiliario es uno de los sectores referentes para el inversor mexicano.

La compra se ha hecho, de forma conjunta, entre FCC, que pasa a controlar un 10,26% adicional de Realia (ya poseía directamente el 66,26%), que ha destinado 92,6 millones a ello.

Patrimonial al alza

El 5,006% restante ha sido adquirido por otra patrimonial de Slim en España, Finver Inversiones 2020, que de esta manera gana protagonismo y dimensión en España, ya que antes de la compra de este paquete de Realia, amplió capital -a finales del año pasado- en 177,9 millones para situarlo por encima de los 454 millones de euros. El empresario mexicano controla Finver Inversiones 2020 a través de AEG Inmobiliaria, otra de las empresas de su grupo.

La compañía, una sociedad limitada que comparte domicilio social en Madrid con FCC, es titular directa del 11,5% del capital. Entre los administradores de esta sociedad patrimonial hay nombres tan conocidos como el de Gerardo Kurikaufmann, que protagonizó el desembarco del inversor mexicano en el grupo constructor y de servicios español.

Además de Alfonso Salem Slim -sobrino del empresario y consejero de Carso Infraestructura y Construcción y de Inmuebles Carso- está Rodrigo Hajj Slim -nieto del magnate- y máximo ejecutivo (CEO) de Sanborn Hermanos, la cadena de tiendas propiedad de la familia dueña de varias cadenas de farmacias y restaurantes; además de ser director general de Sears Operadora México.

Westbourne, decisión de vender

Por su parte, la británica Westbourne River Partners (antes Polygon Global Partners) decide vender su participación en Realia cuatro años después de realizar la inversión, aparentemente con una buena plusvalía dado que, en diciembre de 2020 -cuando comunica haber aumentados sus posiciones en la empresa- la emblemática inmobiliaria cotizaba en la Bolsa de Madrid en la banda de los 0,6 euros por título.

Dirigido por Reade Griffith -director de Inversiones y fundador, está integrado en el grupo de servicios financieros y gestión de activos Tegragon. y su plataforma alternativa de gestión de activos, TFG Asset Management, se define como un fondo de cobertura de actividad Europea.

Fundada en 2009, la sociedad se centra en “maximizar el rendimiento de la inversión, en lugar de construir activos bajo gestión”, mediante operaciones de fusiones y adquisiciones, reestructuración de compañías, recapitalizaciones, roll-ups, desinversiones y spin-offs.

La sociedad, con sede en Londres, forma parte de Tetragon, un grupo de inversión radicado en Guernsey (una de las islas del Canal de La Mancha) que ofrece todo tipo de servicios financieros y de gestión de activos. Según sus últimos resultados, el valor liquidativo del grupo medido en términos de NAV (Net Asset Value) alcanzaba al cierre del ejercicio pasado, los 2.800 millones de dólares (2.576 millones de euros).

Artículos relacionados