Monitor de Latinoamérica

El Gobierno cen­troa­me­ri­cano plantea opor­tu­ni­dades de alianzas pú­bli­co-­pri­vadas

Arévalo seduce a las empresas españolas para invertir en Guatemala

El pre­si­dente gua­te­mal­teco ase­gura que el país ofrece se­gu­ridad ju­rí­dica para las in­ver­siones

Bernardo Arévalo, pte. de Guatemala.
Bernardo Arévalo, pte. de Guatemala.

El pre­si­dente de Guatemala, Bernardo Arévalo, ha acu­dido a Madrid para re­cabar el apoyo de los em­pre­sa­rios es­pañoles a la nueva etapa po­lí­tica abierta en el país y les ha re­cla­mado más in­ver­sión para un mer­cado que es el cuarto en im­por­tancia en Centroamérica-Caribe tras Panamá, Costa Rica y Dominicana. Guatemala va a in­vertir en pro­gramas de apoyo a agri­cul­tura y tu­rismo y de me­jora de in­fra­es­truc­turas de todo tipo, a cuyo efecto se van a pre­sentar nu­me­rosas opor­tu­ni­dades de co­la­bo­ra­ción me­diante la fór­mula de alianzas pú­bli­co-­pri­vadas para las firmas es­paño­las.

España sigue siendo el principal inversor y principal socio comercial europeo en Guatemala, con una inversión de más de 1.500 millones de euros y un comercio bilateral que ha crecido en los últimos 10 años a una tasa media del 10%, evolución a la que ha contribuido de forma clave el Acuerdo de Asociación Centroamérica-UE. España es, además, el quinto inversor global en el país, en el que operan ya un centenar de compañías españolas.

Las firmas españolas han llevado a cabo inversiones en sectores estratégicos como telecos, energía y agroindustria en un país que presenta oportunidades interesantes en agua, infraestructura, agroalimentario, químico-farmacéutico, autopartes e industria creativa, y una buena posición como ‘hub’ logístico y emplazamiento de ‘nearshoring’. En Guatemala están activas Santander, FCC, Naturgy, Mapfre, Abantia, Atento, Prosegur, Barceló, Rianxeira, Pescanova, Elecnor, Cox Energy, Faes Farma, Ufinet, Adolfo Domínguez, Mango, Inditex e Iberia. Guatemala es, además, el país de América con más franquicias españolas: 41, desde Telepizza a 100 Montaditos, pasando por Zara, Stradivarius, Pull&Bear, Bershka, Equivalenza y Tous.

Petición de colaboración

En un encuentro en CEOE acompañado de su ministra de Economía, Gabriela García, el mandatario, que recibió previamente el respaldo y compromiso español por parte del rey Felipe VI y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, puso especial énfasis en el potencial de España como socio estratégico para su país. Y detalló las oportunidades de negocio en sectores clave, notablemente los de farmacia, agroalimentario, dispositivos electrónicos, textil, químico, infraestructuras y energía. “Debemos buscar un desarrollo en Guatemala donde aumentar productividad y empleo sean las claves”, dijo Arévalo, que anunció ante más de 150 representantes empresariales reformas en las que las firmas españolas van a tener “posibilidades de cooperación”.

“Guatemala necesita socios. Les animo a creer en Guatemala y en un Gobierno que quiere que las reformas económicas salgan adelante y las instituciones empiecen a funcionar. Apostamos por la certeza jurídica y el estado de Derecho para los proyectos extranjeros y seguiremos luchando contra la corrupción”, destacó Arévalo, que el pasado agosto lideró un giro político al ganar las presidenciales con amplitud a la conservadora Sandra Torres. El camino a su investidura no ha sido fácil por el acoso judicial de las fuerzas descontentas con el triunfo de su partido, Semilla. Hasta su asunción, hace más de un mes, tuvo que retrasarse 10 horas por el boicot de la oposición al acto. Arévalo ganó las presidenciales con un firme discurso anticorrupción y anti-exclusión.

El mandatario juzga “fundamental” una política económica que invierta en necesidades básicas como escuelas, hospitales e infraestructuras para ayudar a una población que en un 60% vive bajo del nivel de pobreza y con una informalidad laboral del 80%. El programa ‘Por un país para vivir’ de Semilla y del presidente da prioridad a sentar las bases que permitan al país crecer, crear trabajo y oportunidades de negocio mediante una “inversión pública masiva”.

Generar confianza

Su ideario contiene un plan para impulsar la competencia y pretende fijar nuevas leyes para eliminar las prácticas que impidan acceso al mercado a cualquier agente económico, algo no fácil de establecer en un país con grandes monopolios en manos de una docena de familias poderosas. Arévalo juzga posible elevar el gasto en planes públicos sin subir la carga fiscal eliminando y devolviendo a los ministerios un 5% del presupuesto que ‘desaparece’ en sobrecostes y corrupción. Y combatiendo evasión fiscal y contrabando.

Por su parte, la ministra de Economía, Gabriela García, destacó que el PIB de Guatemala creció el 8% en 2021, como efecto rebote de la pandemia; el 4,1% en 2022 y el 3,5% en 2023. La Cepal prevé que la economía se expanda el 3,5% este año. García, que subrayó que el primer objetivo del Gobierno es aumentar la confianza de los inversores, recodó que en los últimos años se ha impulsado la iniciativa público-privada ‘Guatemala no se detiene’, con acciones de atracción de inversión, competitividad y mejora del clima empresarial.

El presidente Arévalo estuvo acompañado también en su visita por el presidente de la patronal de su país CACIF, Ignacio Lejárraga, quien aseguró que el mandatario cuenta con el respaldo y confianza de las empresas guatemaltecas y que “la estabilidad y calidad macro del país se alinea con un presidente con capacidad de dialogar, y que ha conformado un equipo de ministros equilibrado y capaz y que cuenta con el apoyo internacional”.

Los empresarios españoles, a través de CEOE, expresaron su confianza en el país, no sin resaltar que, para reforzar la inversión allí, es crucial que los negocios puedan cimentarse en la seguridad jurídica, la estabilidad regulatoria, la calidad de la norma y el sentido de Estado. “Creemos en el potencial que tiene Guatemala para nuestras empresas, respaldado por una amplia gama de incentivos que facilita el acceso”, dijo su presidente, Antonio Garamendi.

Artículos relacionados