La en­tidad fi­nan­ciera es la que mayor es­fuerzo rea­liza para per­ma­necer en la España va­ciada

Gortázar (CaixaBank): el impuesto especial a la banca tendrá que modificarse para mantener todas las oficinas rurales

En ese es­ce­nario los com­pe­ti­dores son cajas ru­ra­les, a las que no afecta la tasa

Gonzalo Gortázar, CEO CaixaBank.
Gonzalo Gortázar, CEO CaixaBank.

Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank, ha ad­ver­tido al Gobierno de que si el de­no­mi­nado "impuestazo" a la Banca no se mo­di­fica para abarcar a todas las en­ti­dades fi­nan­cieras eso po­dría llevar al banco a de­cidir no com­petir en la España va­ciada, donde sus prin­ci­pales com­pe­ti­dores son cajas ru­ra­les. "En dos ter­ceras partes de las pro­vin­cias es­paño­las, uno de los com­pe­ti­dores del 'top 3' es una en­tidad fi­nan­ciera exenta del im­pues­to", ha in­di­cado el eje­cu­tivo du­rante su in­ter­ven­ción en el 'IV Observatorio de las Finanzas'.

"Yo creo francamente que no tiene mucho sentido, porque lo que están haciendo es penalizar a entidades que hemos decidido que por ser grandes podemos y queremos estar en la España rural y tengamos que hacerlo en peores condiciones. Y eso a la larga solo puede llevar a tomar decisiones de no competir allá donde están otros y, por tanto, más bien de generar más España vaciada si no ponemos al menos un terreno de juego que sea el mismo para todos", ha indicado el banquero.

Gortázar ha recordado que CaixaBank ha adoptado el "compromiso" de no irse de ninguna población de la España vaciada y "esto tiene un coste", especialmente en aquellas poblaciones donde compiten con entidades que no están sujetas al impuesto especial a la banca, que suelen ser cajas rurales.

En todo caso, ha pedido "cierto debate" a la hora de rediseñar el impuesto, aunque ha mantenido que la posición del sector es que es negativo para la economía. Además, ha criticado la "doble imposición sangrante", ya que este impuesto especial no se computa sobre los beneficios, sino sobre los ingresos, y no se deduce del Impuesto de Sociedades.

Preguntado por la rentabilidad de la banca, que es lo que ha motivado al Gobierno para este impuesto especial, Gortázar ha indicado que el sector ha vuelto "a niveles más normales de rentabilidad". De hecho, el directivo ha indicado que CaixaBank obtuvo una rentabilidad sobre fondos propios del entorno del 13%, algo que es "bastante menos que la media del Ibex 35".

"Nuestros accionistas han pasado una larguísima travesía en el desierto", ha recordado Gortázar, negando que haya una rentabilidad "exagerada" o que el sector tenga "beneficios caídos del cielo". "La comparativa de recuperación de rentabilidad tiene que suponer una comparativa de recuperación de remuneración a accionistas", ha enfatizado.

De cara al conjunto del año, Gortázar ha valorado positivamente la situación de endeudamiento de empresas y familias en comparación con la crisis financiera de hace 15 años. "Nuestros clientes están mucho más sólidos e incluso en una situación económica que está yendo mejor de lo debido (...), por lo que tienen una capacidad de aguante mejor", ha detallado.

Artículos relacionados