Monitor de Latinoamérica

Brasil im­pulsa este mayor op­ti­mismo, junto con Colombia, Perú y Argentina

Latinoamérica cosecha su nivel más alto para los negocios en 11 años, salvo excepciones

México y Chile os­cu­recen un pa­no­rama re­gional en me­joría du­rante 2024

Carlos Ivan Simonsen Leal, pte. de la Fundaciòn.
Carlos Ivan Simonsen Leal, pte. de la Fundaciòn.

La es­pe­rada ra­len­ti­za­ción del cre­ci­miento en Latinoamérica du­rante 2024 no pa­rece afectar al clima de ne­go­cios, que me­jora con fuerza en todos los paí­ses, con las no­ta­bles ex­cep­ciones de México y Chile. Impulsado par­ti­cu­lar­mente por Brasil, el primer tri­mestre de este año el Índice de Clima Económico (ICE), que ela­bora el centro bra­si­leño de es­tu­dios eco­nó­micos Fundación Getúlio Vargas (FGV), al­canzó su mejor nivel en los úl­timos 11 años, lo que arroja un pe­queño rayo de luz sobre una re­gión clave para las em­presas es­paño­las.

El ICE, elaborado con encuestas a 103 especialistas de 10 países, subió de 73,4 puntos en el primer trimestre de 2023, escaló a 102 en el último del año pasado y llegó a 107,2 en el primero de 2024. Se situó así en el mejor nivel desde el primero de 2013 (109,8 puntos). Y es la primera ocasión desde 2018 que el índice se mantiene dos trimestres seguidos dentro de lo que FGV denomina favorable (más de 100 puntos).

La buena evaluación de Brasil, la mayor economía regional, cuyo ICE subió de 100 puntos en el último trimestre de 2023 a 114,6 en el primer trimestre de 2024, es el motor de este incremento en el indicador global, al que también contribuyeron Colombia, Perú y Argentina, con crecimientos de 18,7 puntos, 20 puntos y 15,6 respectivamente.

Según la encuesta, que destaca que el clima para los negocios mejoró en todos los países de la región con excepción de México, donde cayó 27,5 unidades, hasta 14 puntos, y Chile, donde retrocedió 7,9 a 72,7 puntos. Con todo, y al contrario que Chile, México permanece en la zona ‘favorable’ junto a Paraguay (154,6 puntos), Uruguay (139,4) y Brasil (114,6).

Zona desfavorable

Por debajo de los 100 puntos (zona desfavorable o adversa) se sitúan, pese a su mejoría, Perú (85,3 puntos); Colombia (72,8) y Ecuador (42,2 puntos), además de Chile. El ICE de Argentina aumentó de 26,1 puntos a 41,7 con las primeras medidas económicas anunciadas por el presidente Milei, mientras que el de Bolivia, que sigue en el último lugar, apenas se elevó, de 18,9 a 20,8.

El Índice de Expectativas (IA) fue el principal empuje para el crecimiento del índice del clima de negocios, al aumentar en 5,7 puntos en la región hasta alcanzar 113,7, después de haber bajado 6,2 puntos en los últimos tres meses de 2023. Este indicador de sentimiento de evolución futura se mantuvo estable en Paraguay, y cayó en Uruguay y México.

En cambio, las expectativas aumentaron para otros países, especialmente Colombia, con un fuerte incremento de 60 puntos. Chile se mantuvo sin variación en 150 puntos, el tercero más alto de la región, sólo precedido por Perú, con 170 puntos, y Uruguay, con 160. A excepción de Ecuador, Argentina y Bolivia, todos los países de Latinoamérica contemplados en el informe se mantienen dentro de la zona favorable de esta evaluación.

Según el estudio, la mejora de los indicadores refleja también la revisión al alza de las proyecciones de crecimiento del PIB en 2024 en tres de los países de la región: Uruguay, Chile y Perú. Aunque la previsión de los expertos consultados por FGV sobre la expansión económica en Latam en 2024 baja del el 1,8% proyectada en el último trimestre del año pasado al 1,6% en el primero de este año, su incremento en países clave sirve de soporte para el optimismo.

Al ralentí en Paraguay

Según estas nuevas proyecciones, el país que más crecerá este año será Paraguay, con una expansión del 3,9%, seguido por Uruguay (3,2%); México (2,8%); Perú (2,4%); Bolivia (2,3%); Brasil (1,9%), Chile (1,6%), Colombia (1,3%) y Ecuador (1%). El único país para el que se otea un decrecimiento es Argentina, con un retroceso del PIB del 2,9%.

Las últimas proyecciones de los organismos internacionales vaticinan un crecimiento al ralentí para la región este año 2024. La OCDE juzga que las tres principales economías y grandes destinos de la inversión española en la región registrarán ralentización, que será menos notable en México que en Brasil, mientras que Argentina verá un agravamiento de su recesión. La OCDE prevé que Brasil avance el 1,8% y México el 2,5%, por debajo del 3,1% que ambas naciones registraron en 2023. Y que el PIB argentino se contraiga el 2,3% este año, frente a la caída del 1% en 2023.

En su último informe, la Cepal preveía un avance global del 1,9% en Latam este año, por debajo del 2,2% de 2023, y el FMI espera una expansión del 2,3%. Las previsiones muestran así desaceleración del crecimiento respecto al 4,1% de 2022. De los 19 países iberoamericanos, ocho registrarán más crecimiento que en 2023; nueve acusarán ralentización (entre ellos México y Brasil); uno mantendrá el ritmo y Argentina será el único en recesión.

Así, Brasil perderá fuelle del 3% al 1,6%; México, del 3,6% al 2,5%; Bolivia, del 2,2% al 2%; Paraguay, del 4,5% al 3,8%; Costa Rica, del 4,9% al 3,8%; Cuba, del 1,5% al 1,4%; El Salvador, del 2,3% al 2%; Nicaragua, del 3,3% al 2,9% y Panamá, del 6,1% al 4,2%. Guatemala registrará el mismo crecimiento: 3,4%. En el lado opuesto, Chile crecerá el 1,9%, tras el 0,1%; Colombia, el 1,7%, tras el 0,9%; Ecuador el 2% después de un 1,9%; Perú, el 2,4% (0,3% previo); Uruguay el 3,2%, frente al 1% de 2023; Venezuela el 4% después del 3%; Honduras un 3,5%, tras un 3,3% y Dominicana un 4,1% frente al 3,1% previo. Argentina decrecerá el 1% tras hacerlo un 2,5% el año pasado.

Artículos relacionados