Primer paso en el desa­rrollo del nuevo plan es­tra­té­gico

Indra pone en marcha su nueva filial Espacio para el negocio espacial

El con­sejo lle­vará a la pró­xima junta el plan de se­gre­ga­ción de ac­tivos en la nueva em­presa con la que prevé fac­turar mil mi­llones en 2030

Satélite de comunicaciones militares de Indra.
Satélite de comunicaciones militares de Indra.

Indr a ha dado el primer paso para la crea­ción de su nueva fi­lial para el ne­gocio es­pa­cial que se de­no­mi­nará Indra Espacio. El con­sejo de­cidió ayer la se­gre­ga­ción de todos sus ac­tivos en esta ac­ti­vidad en favor de una em­presa de nueva crea­ción par­ti­ci­pada al 100%

.No obstante, la decisión será sometida a la próxima junta general para constituir la que pretende que sea “la piedra angular que aglutine en los próximos años las actividades en el ámbito del negocio espacial, conforme a las líneas estratégicas de negocio desarrolladas en el Plan Estratégico 2024-2030”, según reza en la comunicación registrada este lunes en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo que preside Marc Murtra pone en marcha, así, una de las grandes novedades de su nueva estrategia para cuya definición ha sido clave el fichaje del nuevo consejero delegado, José Vicente de los Mozos, que ha liderado los equipos de más de cien personas que han participado en su elaboración.

Indra Espacio surgirá desde la actual unidad de negocio para ganar una dimensión y posicionamiento que cumpla la función de aumentar “la relevancia de la comunicación para la autonomía estratégica de España y Europa” (según el plan estratégico) tanto en el ámbito militar como en el civil. En Defensa, la nueva Indra Espacio actuará en sistemas que aseguren la autonomía estratégica de las comunicaciones de la UE.

En el campo civil, la actividad de la nueva compañía abarcará tanto el control del tráfico aéreo basado en satélites de próxima generación, como productos y sistemas de uso de IoT (internet de las cosas), M2M (machine to machine, 'máquina a máquina’, intercambio de información o comunicación, comunicaciones de banda ancha, análisis de datos, etc.).

Indra cuenta en este área con la competencia de gigantes como el consorcio europeo Airbus Defense & Space, la francesa Thales, la israelí Elbit Systems,las estadounidenses RTX, Lockheed Martin y Northrop Grumman o la británica BAE Systems. Aunque, bien es cierto, se trata de un mercado jugoso. Con datos de 2022, el mercado de fabricación de equipos de este aérea alcanzó los 14.000 millones de euros; mientras que la prestación de servicios de tecnología y operación de los mismos fue de 106.000 millones.

Los objetivos del grupo tecnológico es alcanzar un volumen de negocio de mil millones de euros en 2030 (facturó 44 millones el acompañado en este negocio) para lo que reconoce tener ya identificados “objetivos nacionales e internacionales a lo largo de la cadena de valor para ampliar las capacidades de extremo a extremo” de su nueva filial y convertirla en un “jugador europeo de primer nivel con presencia global” y relevancia en el ecosistema espacial de la UE.

Ganar dimensión

La creación del llamado ‘polo de defensa’ español en torno a Indra ha dado lugar a todo tipo e especulaciones sobre los movimientos corporativos que llevará aparejado ese movimiento. España pretende aprovechar el tirón del negocio espacial y reforzarse en la cadena de valor de la industria de los satélites; lo que, de momento como proyecto -aunque sin descartar otras opciones- incluye la entrada en el capital de Hispasat (filial de Redeia).

El objetivo de la compañía que dirige José Vicente de los Mozos es potenciar la dualidad civil-militar de esta tecnología. En esa línea será fundamental el compromiso asumido en el plan estratégico con el desarrollo nuevos sistemas. De hecho, Indra invertirá 3.000 millones de euros en I+D+i hasta 2030. Un ‘cambio de mentalidad’ según subrayaba De los Mozos, que se plasmará en la creación de un nuevo centro de I+D+i, el Indra Technology Hub, cuya ubicación estudia actualmente y en cuya construcción y puesta en marcha se destinarán100 millones de euros.

Con la constitución de Indra Espacio, el grupo quedará estructurado en cuatro divisiones: Defensa, Tráfico Aéreo, Espacio’ y Minsait (tecnología civil exclusivamente) que, a partir de ahora, integrará el área de Mobility (desarrollo de soluciones de digitalización del transporte, movilidad e infraestructuras).

Artículos relacionados