AGENDA SEMANAL

La Bolsa está de muy buen ver

Los riesgos de re­ce­sión que tanto ate­na­zaban a los mer­cados en los úl­timos meses pa­recen ya más que des­car­ta­dos, sobre todo en Estados Unidos. Este pa­no­rama ofrece a los in­ver­sores ar­gu­mentos para au­mentar sus po­si­ciones en renta va­ria­ble.

El índice Ibex 35 sigue en racha y ha sumado un 2,84% en el global de las cinco últimas sesiones para quedar a un pasito de los 10.600 puntos, su nivel más alto en siete años.

El selectivo ha sumado 8 sesiones al alza en las dos últimas semanas tras analizar la fortaleza del mercado laboral tanto en Estados Unidos como Europa. Esta fortaleza juega a favor de la economía y, por tanto, de la renta variable. En España, por ejemplo, todas las revisiones del PIB realizadas por los servicios de estudios de las grandes firmas apuntan a una mejora del crecimiento del 1,9%, como mínimo, para este año.

Unas previsiones que sirven para elevar las perspectivas de crecimiento empresarial, incluso a pesar de que eso pueda suponer un pequeño retraso en la decisión de los grandes bancos centrales a la hora de recortar sus tasas de interés de referencia.

Ya se empieza hablar de que el primer recorte del BCE no se producirá hasta el mes de julio y que la Reserva Federal podría esperar incluso hasta septiembre. Todo ello en función de que la inflación vuelva a la senda bajista, en especial al otro lado del Atlántico tras el pequeño repunte experimentado en el mes de febrero.

A corto plazo, por tanto, los expertos no observan demasiados condicionantes para que el mercado frene su actual tendencia alcista, aunque sí caben esperar posibles recogidas de beneficios tras los recientes máximos en más de un lustro entre unos gestores bastante escaldados en estos años atrás. No conviene olvidar tampoco que la siguiente referencia técnica está a la vuelta de la esquina, apenas algo más de 100 puntos desde los niveles actuales.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de actividad y confianza en Europa servirán esta semana para tomar el pulso a los máximos de las bolsas españolas en los últimos cinco años. Todo ello condicionado por los indicadores americanos de construcción y, sobre todo, por la reunión del Comité Abierto de la Reserva Federal (FOMC).

Este lunes, de momento, las miradas estarán puestas en los datos de ventas al por menor y producción industrial en China, la balanza comercial española y la zona euro, el IPC de Europa y la confianza constructora NAHB de Estados Unidos.

En la sesión del martes se espera la producción industrial de Japón, el índice de confianza del instituto económico alemán ZEW, y las cifras norteamericanas de permisos de construcción y construcción de nuevas viviendas.

El miércoles, la atención de los operadores estará puesta en los precios de producción en Alemania, la confianza consumidora de la zona euro y, sobre todo, en la reunión de la Fed, aunque no se esperan cambios en su política monetaria si habrá que estar atentos al discurso de su presidente Jerome Powell ante la posibilidad de que ofrezca indicios sobre los próximos movimientos en política monetaria.

En la agenda financiera internacional del jueves destacarán la balanza comercial de Japón, pero en especial los datos de actividad PMI que se publicarán en Europa y Estados Unidos. Desde el otro lado del Atlántico llegarán, además, el índice de la Fed de Filadelfia el índice de indicadores, que permite anticipar la tendencia futura de la economía, y las ventas de viviendas de segunda mano. Este día, la reunión del Banco de Inglaterra también acaparará buena parte de los focos del mercado.

El viernes, último día de la semana bursátil, se darán a conocer los datos de IPC en Japón, la confianza de los consumidores y las ventas al por menor en el Reino Unido y el índice de clima empresarial IFO en Alemania.

Artículos relacionados