BOLSA

Las pers­pec­tivas po­si­tivas de JP Morgan y Bankinter me­joran su co­ti­za­ción

Aena no parece tener techo en Bolsa

Las buenas ex­pec­ta­tivas tu­rís­ticas en la Semana Santa im­pulsan el valor de la ges­tora de ae­ro­puertos

Aena
Aena.

En lo que res­pecta a los mer­cados de fenta va­ria­ble, el sector tu­rís­tico va ca­mino de batir ré­cords his­tó­ricos de nuevo en el co­mienzo de este año des­pués de que cu­li­mine un primer tri­mestre ex­cep­cional que dis­fru­tará de la Semana Santa. Eso ha lle­vado a los ope­ra­dores a poner el foco en Aena como uno de los grandes be­ne­fi­ciados del in­cre­mento de las vi­sitas de ex­tran­jeros hacia España. Y de la no­table mo­vi­lidad va­ca­cional del con­su­midor es­pañol.

Gracias a este impulso de la actividad con la covid ya totalmente olvidada ha permitido al gestor de los aeropuertos españoles actualizar su plan estratégico para los próximos ejercicios elevando sus estimaciones de Ebitda entre un 2% para el presente ejercicio y un 4% y un 5% para 2025 y 2026, respectivamente.

Una mejora que los expertos de JP Morgan creen que se quedará corta, conociendo el positivo historial del grupo. Por este motivo ha elevado su estimación de precio objetivo en estos días de 195 a 210 euros por acción. Este precio supone un potencial de revalorización superior al 20% desde su cotización actual, por lo que han reiterado su recomendación de sobreponderar.

Los analistas de la firma norteamericana, a igual que otro experto consultado de Bankinter- reconocen que el valor se ha comportado mejor que sus comparables, sube cerca de un 10% desde primeros de enero, pero aun así presenta un precio atractivo con una ratio EV/Ebitda prevista para 2025 de 9,1 veces combinado con un alto flujo de caja. Todo ello hace que Aena siga siendo la primera opción para JP Morgan dentro del sector aeroportuario.

Así lo recoge también el mercado. Las acciones de Aena cotizan en zona de máximos absolutos tras una tendencia alcista espectacular desde septiembre del pasado año. Período en el que acumula una revalorización del orden del 70% sin que de momento se observe un techo desde el punto de vista técnico.

Artículos relacionados