ANÁLISIS

El Gobierno de coa­li­ción no con­sigue ren­ta­bi­lizar la evo­lu­ción fa­vo­rable de la eco­nomía

Feijóo asedia a Sánchez por el ‘caso Koldo’ y la amnistía, que oscurecen la economía

Moción sobre las mas­ca­ri­llas y luz verde en el Senado a la in­ves­ti­ga­ción del ‘caso Koldo’ con pre­vi­sible cita de Sánchez y su mujer

Buenos presagios económicos.
Buenos presagios económicos.

El Gobierno de Pedro Sánchez no logra apro­ve­char los fa­vo­ra­bles datos de la eco­nomía para sacar ca­beza. Tanto los datos re­cientes de tu­rismo, como los re­la­cio­nados con el em­pleo, vienen a con­firmar las op­ti­mistas es­ti­ma­ciones que todos los or­ga­nismos in­ter­na­cio­nales han pre­visto para España para este año.

La evolución del mes de enero en turismo ha sido muy positiva. La llegada de turistas ha crecido respeto a enero del año pasado nada menos que un 15 %. Pero todavía mejor ha sido el comportamiento en las divisas que han aumentado el 25,5 %.

Igualmente favorables, sobre todo si se compare con la media europea, han sido el PMI manufacturero y el de servicios. O los datos relacionados con el mercado de trabajo. Los afiliados han crecido en febrero en tasa interanual el 2,7 %, mientras los parados han descendido el 5,2 %, igualmente en tasa interanual. Pero nada de esto pasará a primera página de la actualidad social, política y económica en España.

El Partido Popular pretende acorralar al Partido Socialista y a su secretario general, Pedro Sánchez, aprovechando el ‘caso Koldo’ y la aprobación de la ley de amnistía que tendrá lugar en el pleno del próximo jueves día 14, día en el que arreciarán las críticas por las condiciones sobre cómo se ha aprobado hasta ahora esta proposición de Ley.

Presión constante

Pero hasta ese día, la presión va a ser constante. El martes, en el Congreso, en la sesión de la tarde con la que se inicia la actividad parlamentaria esta semana, en la que van a debatir una moción que ya han presentado “relativa a la responsabilidad del Gobierno en los hechos que derivaron en las detenciones por el presunto cobro de comisiones ilegales en la venta de mascarillas durante la pandemia de la COVID-19”.

Un día más tarde, en la sesión de control al Gobierno, el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, iniciará la sesión preguntándole textualmente a Pedro Sánchez “¿Hasta dónde puede llegar la trama de su Gobierno y su partido?”.

Hasta siete diputados más, Cuca Gamarra, Juan Bravo, Miguel Tellado, Borja Sémper, Agustín Conde, Cayetana Álvarez de Toledo y Elías Bendodo, van a preguntar indistintamente sobre la ley de amnistía y sobre la corrupción.

Siguiendo la orientación de la Declaración de Córdoba, documento consensuado durante este fin de semana en su encuentro con los barones del partido presidente de Comunidades y Ciudades Autónomas, van a incidir en su posición contraria a la amnistía y van a cargar “contra la corrupción política y económica del PSOE”.

La ley de Amnistía la califican de “corrupción política” de la que aseguran que “se cimenta en la mentira y en una transacción corrupta que consiste en vender la aplicación de la ley a cambio de comprar votos”. Vinculan la “corrupción económica” del ‘caso Koldo’ y las mascarillas con “el PSOE del que dicen que se encuentra acorralado en la actualidad por una trama de corrupción que afecta a miembros del Gobierno del más alto nivel”.

Luz verde a la Comisión de Investigación en el Senado del caso ‘Koldo’

De forma paralela, en el Pleno del Senado del martes darán luz verde a la creación de la comisión de investigación sobre el mencionado 'caso Koldo' impulsada por el PP, en la que no descartan llamar a comparecer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su mujer, Begoña Gómez, entre otras personas.

Los populares están dispuestos a llamar al máximo de representantes del Partido Socialista para transmitir la idea de corrupción del partido en el Gobierno.

El PP quiere aligerar al máximo los trámites para que, una vez sea aprobada la comisión por el pleno en el Senado, se elija a sus miembros y la Mesa de la misma que es quien va a determinar cómo se realizará el trabajo a partir de ahora.

Pero no habrá que esperar a la comisión de investigación del Senado para que se pregunte por la eventual intervención en este asunto de Begoña Gómez. Ya en la sesión de control del miércoles la pregunta del líder de VOX, Santiago Abascal irá directamente en este sentido: “¿Por qué no se inhibió de la concesión de millones de euros a la aerolínea con la que se reunía su mujer junto al comisionista del ‘caso Koldo’?”

Esta pregunta la basa en la Ley 3/2015, de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado. Esta Ley dicta que, para evitar conflictos de interés de los altos cargos de la Administración General del Estado, se considera, según el artículo 11. 2. b), que los intereses personales de sus cónyuges lo son, también, del alto cargo. Dispone además que en el ámbito de aplicación de esta ley están incluidos todos los miembros del Gobierno.

Esta información está relacionada con las publicadas por diversos medios y no desmentidas por ninguno de los afectados, según las cuales Globalia, el holding propietario de Air Europa, ‘patrocinó’ las actividades de la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, como directora del Instituto de Empresa (IE) África Center.

Este episodio, que implicaría la potencial participación de familiares de altos cargos del Gobierno en actividades que podrían colisionar con decisiones del Ejecutivo, supone un desafío en la credibilidad de la independencia de actuación del ejecutivo de Pedro Sánchez, quien afronta una presión creciente por parte de la oposición. No se puede descartar que la investigación tenga consecuencias políticas de mayor nivel y afecte a la estabilidad del Gobierno actual, ya que podría verse forzado a adelantar las elecciones una vez se haya cumplido su primer año tras la investidura.

Artículos relacionados