Los ex­pertos es­peran un 2024 de menos a mucho más al ritmo de los tipos

El capital riesgo acumula liquidez y espera a una eventual explosión del mercado

Los grandes fondos in­ter­na­cio­nales le­vantan grandes vehículos en 2024

Fondo EQT de capital riesgo.
Fondo EQT de capital riesgo.

Esta se­mana, EQT -el fondo de ca­pital riesgo que ha puesto en marcha la venta del portal in­mo­bi­liario Idealista por más de 2.000 mi­llones de eu­ros- acaba de anun­ciar que ha le­van­tado un vehículo in­versor de 22.000 mi­llones con des­tino a los mer­cados eu­ropeo y es­ta­dou­ni­dense. Nunca había cap­tado tanto di­nero el grupo de ca­pital riesgo sueco, que será uno de los grandes ju­ga­dores en un ne­gocio para el que se es­peran muy buenos mo­mentos este año.

En enero, fue Cinven quien cerró otro fondo de más de 13.000 millones de euros, mientras que, en clave nacional, Asterion está poniendo el lazo al mayor fondo de capital privado español, con una potencia de fuego de hasta 3.600 millones. Hay, por lo tanto, mucha munición para revolucionar sectores clave como el energético, aeropuertos, telecomunicaciones o infraestructuras. La pregunta es cuándo explotará el mercado en forma de grandes operaciones.

El futuro inmediato está ligado a los tipos de interés. El sector tiene las alforjas bien cargadas, pero el comienzo del proceso de aterrizaje del precio del dinero en la zona euro desde el 4,5% se demora. Cada vez es más evidente que no habrá buenas noticias al menos hasta junio, cuando hace apenas unas semanas aún se apostaba por el mes de marzo. Y un negocio como el del capital riesgo en el que el apalancamiento es la clave está en pleno ‘impasse’.

“Los bancos siguen siendo muy cautelosos a la hora de ofrecer financiación, que sigue siendo cara, lo que está frenando la actividad durante todo 2023 y en el arranque de 2024. Está todo preparado para que empiece el espectáculo, pero será necesario tener una idea más clara de hasta dónde pueden bajar los tipos. Un escenario de caída hasta niveles del 3% este año sería muy beneficioso”, señalan en el sector.

Mercado, emociones fuertes

Por el camino, el mercado se está moviendo y anuncia emociones muy fuertes en un entorno muy competitivo. Los grandes jugadores mundiales del mercado se han encontrado ya en una gran operación europea como la posible venta de la división de salud de consumo de Sanofi. Una transacción que podría rondar los 18.000 millones de euros y que moviliza al citado EQT y a otros gigantes como Blackstone, Bain Capital, KKR o Advent.

“Todas las grandes firmas están tan cargadas de liquidez como necesitadas de hacer grandes operaciones después del parón del año pasado. Eso supone que va a haber una extraordinaria competencia y una imponente guerra de precios. Por eso es tan importante que los tipos empiecen a bajar. En cuanto empiece el proceso, va a ser imparable, porque los fondos necesitan alcanzar la velocidad de crucero cuanto antes”, señalan en un grupo nacional.

Las previsiones que manejan en el sector es un año de menos de mucho más en el que incluso se podrían batir récords. En el caso de España, no será difícil superar los registros del año pasado, que se saldó con una caída del volumen de inversión hasta poco más de 6.000 millones de euros.

No se veían unos registros más bajos desde 2018 por el encarecimiento de la financiación y el temor causado por la incertidumbre geopolítica. Una situación a la que el negocio del capital riesgo aspira a dar la vuelta como un calcetín. Sobran liquidez, interés de los inversores y empresas susceptibles de ser adquiridas. Sólo falta que el escenario macro y de tipos empiece a ayudar.

Artículos relacionados