BOLSA

Deoleo, en zona muy crítica

Tras el frus­trado in­tento de venta el pa­sado mes de oc­tubre a un fondo in­ter­na­cio­nal, Deoleo ha vuelto a en­trar en una di­ná­mica de­pre­siva en medio de un mer­cado del aceite de oliva de­ma­siado ten­sio­nado. La nor­ma­li­za­ción de los pre­cios y de la pro­duc­ción es fun­da­mentar para el desa­rrollo del ne­go­cio.

La compañía necesita unos precios ni demasiado bajos que comprometan los costes de producción o pongan en riesgo su estrategia por la calidad, ni demasiado altos que presionen a la baja el consumo con un serio impacto en sus ingresos.

Esta inestabilidad justificó la decisión a finales del pasado año por parte de la agencia de calificación Moody´s de mantener el grado de inversión en Deoleo en B3, indicada para inversiones muy especulativas, rebajando la perspectiva de estable a negativa. Una mala señal.

De este modo, la acción retrocede cerca de un 7% en lo que va de año tras cerrar 2023 con una mínima revalorización del 2,7%. Este estancamiento en un rango lateral durante más de un año ha permitido al valor generar una sólida línea de soporte desde donde poder rebotar, aunque por el momento no ofrece señales claras de ello.

En el caso de un impulso ascendente tendría recorrido hasta la línea que marcan los máximos decrecientes situados en las inmediaciones de los 0,25 euros por acción. Para ello la estabilidad del mercado del aceite es fundamental. Si no se logra pronto, corre el riesgo de deslizarse hacia la siguiente zona crítica en torno a los 0,16 euros.

Artículos relacionados