INTERNET

La norma in­cor­po­rará pro­to­colos que re­duzcan los tiempos de res­puesta ante ci­be­ra­ta­ques

Los ciberataques alarman al Gobierno y fuerzan a acometer una nueva legislación

La UE ul­tima un pa­quete nor­ma­tivo que obli­gará a todos los dis­po­si­tivos a cum­plir unos re­qui­sitos mí­nimos

Ciberseguridad.
Ciberseguridad.

La du­reza del im­pacto de los ci­be­ra­saltos en la fun­ción pú­blica y las em­presas ya se está de­jando notar en las pro­puestas nor­ma­ti­vas. El Gobierno de coa­li­ción de Pedro Sánchez se ha com­pro­me­tido a llevar al Congreso este año una nueva ley de ci­ber­se­gu­ridad con la que se bus­cará mi­ni­mizar la ex­po­si­ción de la eco­nomía de nuestro país ante los ci­be­ra­ta­ques.

Es uno de los anuncios que ha dejado la reciente comparecencia del ministro para la Transformación Digital y Función Pública, José Luis Escrivá, en la Comisión de Economía, Comercio y Transformación Digital en el Congreso para explicar las líneas generales de su departamento durante esta legislatura.

La idea de este proyecto es implantar una base legislativa en ciberseguridad que aporte institucionalidad a los mecanismos que ya existen en esta materia en el Ministerio del Interior o el de Defensa, por ejemplo.

La nueva ley de ciberseguridad también pretende reducir la probabilidad de que se produzcan ciberataques con una mejor preparación ante este tipo de incidentes y, asimismo, mejorar los tiempos de respuesta cuando tengan lugar.

En cuanto a la posibilidad de que esta nueva regulación incluya una lista de proveedores de riesgo, en particular a algunas empresas chinas como Huawei o ZTE, fuentes de la cartera que dirige Escrivá han señalado que el Gobierno se reservará "un margen de discrecionalidad" para determinar algunas restricciones.

En esa línea, las fuentes consultadas han añadido que esa es la estrategia que aplican todos los países del entorno en materia de infraestructuras "críticas y particularmente sensibles".

Mejorar lo que ya destaca

El ministro ha destacado que España es el segundo país de la Unión Europea en el índice de ciberseguridad global, sólo por detrás de Estonia y de Reino Unido si se incluye al listado europeo. Pero Escrivá ha enfatizado la importancia de traccionar las inversiones pendientes dentro del Plan de Recuperación en materia de ciberseguridad y, a su vez, a seguir trabajando en la formación en esta materia.

En este punto, Escrivá ha recordado que el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe) ha formado ya a más de 100.000 de estudiantes y tiene la intención de sumar otros 100.000. Y es que, el titular de Transformación Digital ha advertido que "los malos" seguirán intentando perpetrar ciberataques, por lo que es necesarioinvertir en "seguridad" y en "mecanismos de coordinación" ede la mano del sector privado.

De hecho, José Luis Escrivá ha recordado que el teléfono 017 de Incibe, que centraliza los servicios de atención telefónica de Incibe, ha recibido más de 80.000 consultas en el último año, un 16% más que el año anterior. "La idea es seguir trabajando para que los ciudadanos conozcan mejor el 017 y sepan que allí tienen una atención inmediata y temprana", ha explicado el ministro. Ley Europea de Ciberseguridad

A nivel comunitario, la Unión Europea (UE) ya dio nuevos pasos el pasado diciembre en la Ley de Ciberresiliencia, que aspira a que todos los dispositivos conectados a la red dispongan de un protocolo de ciberseguridad durante todo el ciclo de su vida útil. Se han incluido nuevas actualizaciones para renovar el software y las barreras informáticas de los artilugios, incorporando nuevas funciones y automatismos a los sistemas.

Las nuevas inclusiones en el texto y en el plan de expansión de la norma responden al acuerdo alcanzado al respecto por el Parlamento Europeo y el Consejo sobre la Ley de Ciberresiliencia, cuya propuesta original fue emitida por la Comisión en septiembre de 2022.

El principio fundamental del nuevo cuerpo de ley será establecer unos requisitos obligatorios de ciberseguridad que todos los dispositivos deben cumplir, desde los televisores inteligentes -smart tvs- hasta los PCs más avanzados, pasando por los smartphones.

Artículos relacionados