El CEO re­clama ce­le­ridad al Gobierno para evitar re­trasos en el Plan de Energía y Clima (PNIEC)

Endesa incorporará un socio financiero a su negocio de renovables antes de julio

Bogas no prevé cam­bios en la cú­pula de la ener­gé­tica pese a los re­sul­tados de 2023

José Bogas, CEO Endesa.
José Bogas, CEO Endesa.

José Bogas, con­se­jero de­le­gado y primer eje­cu­tivo de Endesa, ha ad­mi­tido este miér­coles estar en "avanzadas ne­go­cia­cio­nes" con va­rios can­di­datos para in­cor­porar “antes de que acabe el primer se­mes­tre” un socio fi­nan­ciero al ac­cio­na­riado del ne­gocio de re­no­va­bles -sector en se­rios pro­blemas de cre­ci­miento por la baja re­tri­bu­ción y con­trac­ción de la de­manda- que acom­pañe el desa­rrollo fu­turo de la ener­gé­tica es­pañola.

En la presentación de los resultados de 2023 de la energética, Bogas subrayó el interés estratégico de “contar con un socio inversor que nos acompañe, porque el esfuerzo inversor que hay que hacer para cumplir los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) es tal que ni nosotros, con un apalancamiento de 2,4 veces el Ebitda, seriamos capaces de abordarlo solos”.

La idea de la energética española es que dicha apertura del capital de su área ‘verde’ le permita “invertir más; con el nuevo socio tendremos volumen para hacer el doble de lo queremos ahora”, aseguró.

Más en clave interna, el ejecutivo español salió al paso de los rumores que, desde distintas instancias del grupo le sitúa fuera de la compañía. “Seguiré aquí mientras tenga fuerza e ilusión y mientras el accionista quiera que siga. En este minuto parece que sigo teniendo ilusión, fuerzas y el accionista sigue contento. No prevé ningún cambio”, añadió.

Pero para poder desarrollar toda la capacidad inversora del sector que permita cubrir los objetivos del PNIEC, el primer ejecutivo de Endesa reiteró la importancia de eliminarlas “trabas a a la inversión” que establece la propia normativa española, que limita la inversión de las grandes distribuidoras.

Dicho de otro modo, la propia Endesa, Iberdrola y Naturgy tienen limitada por normativa las inversiones conjuntas en redes hasta el 0,13% del PIB español. Eso, actualmente, supone inversiones próximas a los 2.500 millones de euros; mientas la titular de la red eléctrica pública, Red Eléctrica, mantiene un ritmo de inversión cercano a los 500 millones.

Bogas fue categórico al recordar que el propio PNIEC reconoce la necesidad de invertir cerca de 52.000 millones de euros hasta 2030 para atender tanto el impacto de la entrada en servicio de la nueva energía verde y del ‘boom’ del autoconsumo en hogares y pequeñas empresas.

Negociaciones fluidas con el regulador

José Bogas reconoció mantener negociaciones fluidas con el regulador y el Gobierno en lo que reste al impuesto especial sobre las energéticas que grava con un 1,2% los ingresos. Como otros empresarios del sector, el consejero delegado de Endesa también reconoció que el pago de impuestos es mayor que la suma de los costes operativos de la compañía, como destacaba recientemente el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán.

“Parece que hay un acuerdo entre los socios de Gobierno sobre la extensión de este impuesto que, desde mi punto de vista, no tiene sentido, no es comparable con ninguno europeo” acaparaba Bogas antes de añadir que “el pago del impuesto baja la rentabilidad de las inversiones y frena la inversión que requiere el PNIEC”. De ahí que “mitigar el impuesto en la medida en que las empresas invirtamos en descarbonización es una buena noticia”.

A ese respecto, el primer ejecutivo de Endesa recuerda el cierre de 5.000 megavatios (MWh) de energía térmica de carbón en León (Ponferrada), Teruel (Andorra), Galicia (As Pontes) y Almería. “Un esfuerzo de transformación enorme -dijo- , que desde el punto de vista de negocio hay que compensarlo con nueva generación y es el esfuerzo que estamos haciendo con disciplina financiera”.

Una descarbonización que se verá reforzada mediante la bajada progresiva de sus intereses en el mercado del gas.

Con todo, Endesa pagó a Hacienda el año pasado 208 millones de euros en concepto de impuestazo con cargo al americio de 2022 y este mismo mes de febrero ya ha hecho el desembolso del 50% de los 202 milanés que le corresponden pagar por los ingresos de 2023.

Más CNE y menos CNMC

Preguntado por la anunciada recuperación de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) que se segregaría de la actual CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), José Bogas ve positiva la iniciativa al entender que "se quiere crear un órgano mas focalizado en el sector energético. Quiero creer que con más recursos y con un objetivo ampliado sobre los objetivos de la CNMC respecto al sector energético”. Un organismo que “no solo sea el guardián de la regulación del sector sino que considere también la descarbonización y qué medidas se tienen que implementar para conseguir que el PNIEC se cumpla”.

Aunque también señaló el tiempo como el gran hándicap al que se enfrentan los planes del Gobierno en descarbonización de la economía y cambio del modelo energético. “El regulador y el Gobierno -señala Bogas- son conscientes de que es necesaria una mejora de la legislación, la fiscalidad, etc., pero el problema es que estas inversiones requieren un tiempo para desarrollarse, que es un tiempo precioso porque retrasarían las inversiones”.

Dicho de otro modo, el consejero delegado de Endesa confía en la receptividad del Ejecutivo aunque sin dejar de señalar que “un retraso podría poner en grave riesgo la consecución de los objetivos del PNIEC. Se necesita celeridad en las soluciones que se vayan a adoptar”.

Artículos relacionados