BOLSA

Los 'cortos' colocan a Solaria en práctica caída libre

En apenas dos meses ha per­dido un 40% de su valor en Bolsa

Solaria se pone de perfil.
Solaria se pone de perfil.

El co­mienzo del ejer­cicio está siendo du­rí­simo para Solaria. Desde prin­ci­pios de enero pierde cerca de un 40% que se ha lle­vado por de­lante la subida del 8% acu­mu­lada en todo el 2023. Un de­te­rioro apro­ve­chado y alen­tado por los ba­jis­tas. Un buen ejemplo en estos días ha sido la toma de una po­si­ción a corto del 2,5% por parte de Blackrock.

Este miércoles, al cierre del mercado, Solaria se recuperó casi un 2% después de acumular otro 4,5% de bajada a su cotización durante la jornada. La razón fue la presentación de unos buenos resultados correspondientes al ejercicio 2023. La empresa renovable obtuvo un beneficio neto récord de 107,5 millones de euros, un 19% más que los 90 millones de euros del año anterior, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La posición bajista del fondo norteamericano se suma a la que han tomado a principios de febrero Squarepoint y Helikon, que entre ambas suman 1,3%, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), generando una fuerte presión bajista sobre el valor. Desde su llegada a principios de mes, la cotización de la empresa de renovable ha perdido un 15%.

Todo ello coincide con los recortes que vienen aplicando a sus valoraciones las grandes casas de análisis ante los posibles riesgos tanto en valoración como en previsiones de ganancias del grupo en particular y del sector en general ante los recientes movimientos en los precios de las materias primas. El temor a un repunte de la inflación alejaría las posibilidades de un recorte de tipos.

Una mala noticia para un sector con un modelo de negocio que le obliga a endeudarse y que además sufre el hándicap de una fuerte regulación. Factores que obligan a los inversores a mantenerse cautos con estos valores, aunque en el caso de Solaria muchos expertos aseguran que su precio ya habría descontado todos estos elementos en contra.

Algo que no acaba de convencer a los expertos técnicos. Es verdad que estos empiezan a observar altos niveles de sobreventa, pero el perfil técnico no da señales de un suelo sólido hasta las inmediaciones de los 9 euros por acción. De momento, dicen, el valor está de mírame y no me toques.

Artículos relacionados