BOLSA

Enagás, penúltimo clavo ardiendo

La de­ci­sión de Enagás de re­ducir su di­vi­dendo de 1,74 euros a un euro por ac­ción a partir de 2024 ha ge­ne­rado di­vi­sión de opi­niones entre los ana­listas y una res­puesta cla­ra­mente ne­ga­tiva por parte del mer­cado. En apenas tres se­sio­nes, los tí­tulos de la em­presa ga­sista se han des­plo­mado cerca de un 8%.

Para los expertos de S&P, esta decisión al grupo mejorar su margen financiero, aumentando sus fondos de operaciones a deuda en más de 1,5 puntos por año entre 2024 y 2026. La opción de optar por un dividendo fijo, incluso ante una resolución favorable de los arbitrajes en los que se encuentra inmersa, ayudará además a respaldar sus indicadores crediticios.

Los expertos de RBC en cambio han recortado su estimación de precio objetivo. Aunque esta medida va destinada a preservar su balance con el fin de aprovechar la mejora de sus inversiones en hidrógeno verde, lo cierto es que no evita que siga cotizando con una notable prima respecto a sus homólogas europeas.

Por este motivo aconsejan infraponderar al valor con una valoración de 13 euros por acción. Un precio que se sitúa muy por debajo de los 13,9 euros por acción a los que cotiza en la actualidad el valor.

De hecho, los recientes ajustes han situado a Enagás en su peor nivel en Bolsa en más de una década tras romper a la baja algunos importantes niveles de soporte. Eso no augura nada bueno en el corto plazo. Si no logra reaccionar en breve y la tendencia bajista de los últimos años se sigue imponiendo corre el riesgo de deslizarse hasta los 12 euros donde encuentra su siguiente gran zona de soporte.

Penúltimo clavo ardiendo en la profunda crisis bajista que viene desarrollando el valor y que para algunos puede suponer un buen nivel de entrada en caso de que los procedimientos arbitrales en los que se encuentra inmersa le sean favorables además de las buenas expectativas ante su nuevo plan estratégico.

Artículos relacionados