El BCE alerta de nuevo sobre los riesgos del bitcoin como moneda de pago

Un in­forme ase­gura que ha "fracasado" como mo­neda di­gital y su valor "sigue siendo cero"

Criptomonedas.
Criptomonedas.

El Banco Central Europeo (BCE) ha pu­bli­cado un in­forme en su blog en el que carga contra el bit­cóin, la crip­to­mo­neda de mayor valor y más co­no­cida, ya que "ha fra­ca­sado" en su pro­mesa de ser una mo­neda di­gital des­cen­tra­li­zada global al no uti­li­zarse para "transferencias le­gí­ti­mas" y su valor "sigue siendo ce­ro".

El informe, denominado 'Aprobación ETF para bitcóin: el traje nuevo del emperador desnudo', del guardián del euro ha profundizado que la aprobación por parte del supervisor bursátil de EEUU (la SEC, por sus siglas en inglés) de los fondos cotizados (ETF) de bitcóin al contado "no cambia el hecho de que bitcóin no es adecuado como medio de pago o como inversión".

Precisamente, la aprobación de esos vehículos a principios de enero fue el que catalizador alcista que sirvió de apoyo a la criptodivisa para elevarse por encima de los 50.000 dólares, máximos desde 2021.

El estudio, firmado por el director general de infraestructura de mercados y pagos, Ulrich Bindseil, y el asesor de la materia, Jürgen Schaaf, ha expresado su desacuerdo con que este hecho sea una confirmación de que "las inversiones en bitcóin son seguras y el repunte anterior es prueba de un triunfo imparable".

En esa línea, el BCE ha sostenido que las transacciones del activo digital siguen siendo "inconvenientes, lentas y costosas" y que apenas se utiliza para pagos fuera de la 'red oscura' en la que se llevan a cabo actividades delictivas.

Asimismo, el organismo ha aducido que el bitcóin "no es adecuado" como medio de inversión, ya que no genera flujos de caja (a diferencia de los bienes raíces) ni dividendos (como las acciones), no puede usarse productivamente (como las materias primas) y no ofrece ningún beneficio social (como las joyas ni apreciación subjetiva basada en habilidades sobresalientes (como las obras de arte).

Ligado a esto, el BCE ha puesto el foco en que los inversores minoristas, como los jóvenes, con menos conocimientos financieros "se sienten atraídos por el miedo a perderse algo, lo que les lleva a perder potencialmente su dinero".

Por último, se ha señalado que la minería de bitcóin (la computación necesaria para sostener esta infraestructura) continúa contaminando el medio ambiente "en la misma escala que países enteros", en tanto que los precios más altos de bitcóin implican un mayor consumo de energía, con lo que ello implica para el medio ambiente.

A la hora de explicar el reciente repunte del activo digital, el BCE ha apuntado como factores temporales a la perspectiva de recortes de tipos de interés por parte de los bancos centrales, el 'halving' (proceso de recompensa por minar bitcóin) que reducirá la oferta de bitcoins esta primavera y la aprobación de los ETF.

Por otra parte, el BCE también ha apuntado a razones estructurales para explicar sus resistencia: "la continua manipulación del 'precio' en un mercado no regulado, sin supervisión y sin valor justo, la creciente demanda de la 'moneda del crimen' y deficiencias en los juicios y medidas de las autoridades".

En esas, el organismo se mantiene firme en señalar que el valor de bitcóin "sigue siendo cero" y, por todo ello, ha instado a que las autoridades estén alerta y protejan a la sociedad del lavado de dinero, los delitos cibernéticos y de otro tipo, las pérdidas financieras para las personas con menor educación financiera y los grandes daños ambientales.

Artículos relacionados