RESULTADOS

Imaz (Repsol) baja el tono de sus críticas al Gobierno por su política impositiva

Ante los ana­lis­tas, el CEO de la ener­gé­tica per­cibe un "cambio po­si­tivo" en las con­di­ciones re­gu­la­to­rias

Josu Imaz, CEO Repsol.
Josu Imaz, CEO Repsol.

Josu Jon Imaz, con­se­jero de­le­gado de Repsol, ha ba­jado el tono de sus an­te­riores crí­ticas a la po­si­tivar re­gu­la­troia e im­po­si­tiva del Gobierno y ha seña­lado, ante los ana­listas tras. pre­sentar re­sul­tados de 2023, que per­cibe un cambio un "poco más po­si­ti­vo", des­pués de haber car­gado en los úl­timos tiempos contra la po­si­bi­lidad de pro­lon­garse en el tiempo el im­puesto es­pe­cial del Gobierno sobre las ener­gé­ti­cas.

En la presentación ante analistas del nuevo plan estratégico de la compañía, Imaz señaló su confianza en que de "algún modo las cosas podrían cambiar a corto plazo" teniendo en cuenta el discurso del Gobierno de la necesidad de invertir en el sector energético en el país. "Tengo un poco más de perspectiva positiva de la que tenía algunas semanas atrás sobre eso. Pero vamos a esperar, vamos a ver", dijo.

El directivo se refería así a la opción del Gobierno de prorrogar este gravamen especial, instaurado inicialmente por dos años -2023 y 2024- para hacer frente al impacto por la crisis por la guerra en Ucrania- aunque suavizándolo al incluir en los Presupuestos incentivos a la reinversión.

Fin del impuesto

A este respecto, también señaló que la Comisión Europea ha indicado que esté impuesto debería ya ver su fin y que va en contra de la necesidad de invertir en la descarbonización de la economía europea".

No obstante, Imaz recordó que en el pasado fue "cristalino" cuando advirtió de que no se abordarían inversiones en la tranformación de sus centros en España si "no se veían retornos y una certidumbre clara" regulatoria y fiscal.

Según el nuevo plan estratégico presentado por la compañía, Repsol invertirá una cifra récord de entre 16.000 y 19.000 millones de euros en los próximos cuatro años (2024-2027) para acelerar su plan de trasformación hacia una compañía cero emisiones netas y protagonista en la transición energética.

Repsol cuenta con cinco de sus siete complejos industriales en España y estima que su transformación para ser punteros y desarrollar productos de bajas emisiones, como los combustibles renovables, el hidrógeno renovable y el biometano, requerirán inversiones netas en un rango de entre 2.000 y 3.000 millones de euros, condicionadas así a esa regulación y la fiscalidad en el país.

Resultados y dividendo

Repsol ha aumentado un 30% el dividendo en efectivo en 2024 hasta 0,9 euros por acción y se compromete a incrementarlo un 3% anual. Con ello, Repsol distribuirá 4.600 millones de euros en efectivo en el periodo 2024-2027.

Durante los próximos cuatro años destinará 10.000 millones de euros a remunerar a los accionistas. La energética ha presentado también una actualización de su plan estratégico para adaptarlo a la nueva realidad del mercado y exigencias de descarbonización.

Artículos relacionados