BOLSA

Squirrel Media, una realidad paralela

Los re­sul­tados de Squirrel Media de 2023 con­firman la in­fra­va­lo­ra­ción de la com­pañía por parte del mer­cado. El grupo de me­dios ha ob­te­nido un be­ne­ficio de cerca de 17,6 mi­llo­nes, lo que su­pone mul­ti­plicar casi por cuatro el ob­te­nido un año an­tes.

El resto de las líneas de balance también han sido más que satisfactorias con un incremento del 67% de los ingresos, hasta 52,8 millones de euros y un Ebitda de 10,5 millones, un 77% superior al del ejercicio anterior.

La compañía ha reducido además su deuda financiera neta en 4,9 millones de euros, un 21% menos, para dejarla en 18,5 millones de euros. No obstante, la deuda total se ha disparado hasta los 75 millones de euros debido en buena medida a las recientes adquisiciones de Mondo TV y Grupo Ganga. En el mercado, sin embargo, preocupa que el grueso de esta deuda sea a corto plazo.

La principal aportación a las cuentas del grupo ha sido del segmento de Contenidos, 12,1 millones de euros. Esta área se confirma como la principal referencia con 105 títulos comprometidos cuyo estreno en salas está previsto para el periodo 2023-2025. Por detrás se sitúan Medios de Comunicación con un beneficio de 5,8 millones y Publicidad con 3,3 millones. Las actividades de TMT y Estructuras, en cambio, registran un resultado negativo de un millón y 3,6 millones de euros, respectivamente.

Tras estas cifras, el mercado ha reaccionado con alzas superiores al 7% y ya recupera más del 10% en el acumulado del año después de caer en Bolas más de un 36% en 2023. El objetivo ahora es recuperar cuanto antes la referencia de los 2 euros por acción para empezar a pensar en valoraciones más razonables y cercanas al “contrasplit” realizado hace unos años y más acordes a su modelo de negocio y las cuentas de la compañía.

Artículos relacionados