Estos pro­ductos no su­fren la ero­sión que sí acusan los de­pó­sitos a plazo

La banca española aprieta en cuentas remuneradas a la caza del cliente nuevo

Wizink me­jora las re­tri­bu­ciones y Banca March lanza una cuenta di­gital

Banco Sabadell.
Banco Sabadell.

Los bancos es­pañoles si­guen in­ten­si­fi­cando su apuesta por las cuentas re­mu­ne­ra­das. En los úl­timos días, otras dos en­ti­dades de muy di­fe­rente perfil han dado un paso ade­lante. Destaca la irrup­ción de Banca March que, a través de su marca Avantio, ha lan­zado una cuenta di­gital re­mu­ne­rada al 2,5% que exige la do­mi­ci­lia­ción de in­gresos men­sua­les. Hay por lo tanto otra ficha en el ta­blero.

Una ficha importante, porque se trata del grupo financiero con el mejor nivel de solvencia del país. March ya protagonizó una importante ofensiva en depósitos el año pasado, con rentabilidades que alcanzaban el 3,30% y que convirtieron a la entidad en la más generosa entre las españolas. Aunque ha bajado la remuneración al 3%, sigue siendo uno de los mejores pagadores del mercado en un tablero de depósitos a la baja.

Ahora March apuesta por las cuentas, convertidas en el producto de ahorro estrella por su capacidad de atraer nuevos clientes. También renueva su apuesta por estos productos Wizink. Hasta este mes de febrero, estaba pagando apenas el 1% en su cuenta de ahorro, pero ha elevado la retribución hasta el 2,3% con un gancho importante: no hay saldo máximo remunerado. Un aliciente frente a las limitaciones de otras entidades.

Por lo tanto, el mercado de cuentas vive totalmente ajeno al movimiento a la bajada de rentabilidades que sí están experimentando los depósitos, que recogen ya con mucha intensidad las previsiones de rebajas de los tipos de interés en Europa a partir del mes de junio. Este último movimiento no deja de ganar velocidad semana tras semana, mientras que las cuentas no sólo aguantan el tipo, sino que mejoran sus prestaciones.

Una apuesta clara

La apuesta de la banca española es clara. Otras entidades como EBN Banco, Banco Sabadell, MyInvestor o EVO Banco siguen apostando muy fuerte por este producto, con rentabilidades de hasta el 3% TAE que no alcanzan a las mejores del mercado (en un rango entre el 3,5% y el 3,7%) de las entidades financieras europeas, pero que sí son muy competitivas. El sector no deja de comprobar su eficacia.

“Son la mejor vía de entrada de nuevos clientes. Como la liquidez está asegurada, entran, prueban y si están contentos se quedan. Es una magnífica herramienta de vinculación, porque si el cliente está a gusto puede contratar otros productos. El depósito a plazo es distinto, porque el cliente llega, cobra y se va. Esa es la razón por la que las cuentas no están perdiendo atractivo en lo que va de 2024”, señalan fuentes del sector.

Tras los últimos movimientos, desde el sector se espera que pasen a la acción algunas de las entidades que se han quedado fuera de juego, bien mejorando las condiciones que las cuentas que ya comercializan, o bien lanzando nuevos productos. La competencia está servida en un mercado donde otros bancos -entre ellos los dos más grandes- apuestan por la retribución en efectivo a cambio de la domiciliación de ingresos. Hay batalla en todos los frentes.

Artículos relacionados