La re­mu­ne­ra­ción total al ac­cio­nista en 2023 su­pe­rará los 5.500 mi­llones de euros

Banco Santander prima a sus accionistas, mejora atractivo y gana terreno en Bolsa

Aumenta el di­vi­dendo y pro­grama una re­compra de ac­ciones que eleva la ren­ta­bi­lidad al 10%

Ana Botín, pta. Banco Santander
Ana Botín, pta. Banco Santander

El cre­ci­miento del Banco de Santander en todas sus lí­neas de ne­go­cios, con un re­sul­tado ré­cord de más de 11.000 mi­llones en 2023, ha per­mi­tido a la en­tidad pre­si­dida por Ana Botín re­forzar la re­tri­bu­ción al ac­cio­nista. La re­mu­ne­ra­ción a sus in­ver­sores es uno de los prin­ci­pales ob­je­tivos fi­jados en su plan es­tra­té­gico. Este lunes el banco ha subido el di­vi­dendo final en efec­tivo con cargo a 2023 de 9,50 cén­timos de euro por ac­ción y ha anun­ciado un nuevo pro­grama de re­compra de ac­cio­nes-.

En consecuencia, el dividendo total en efectivo por acción con cargo a los resultados de 2023 será de 17,60 céntimos de euro, lo que supone un incremento de aproximadamente el 50% en comparación con el dividendo en efectivo con cargo al año anterior.

El Consejo de Administración someterá en la próxima junta general de accionistas, prevista para el próximo 22 de marzo este dividendo, que se abonará a partir del 2 de mayo de 2024. De este modo, el último día de negociación de la acción con derecho al cobro del dividendo sería el 26 de abril, la acción cotizaría ex dividendo el 29 de abril y la fecha de registro (record date) sería el 30 de abril.

Como complemento al dividendo el Banco implementará un nuevo programa de recompra de acciones, al que destinará una cantidad de 1.459 millones de euros para el que ya ha obtenido la autorización regulatoria pertinente y que comenzará a ejecutarse a partir de mañana. De este modo, la rentabilidad equivalente será de aproximadamente el 10%, confirmándose como una de las más altas del mercado español.

Al respecto, Ana Botín ha destacado que 2024 ha comenzado bien y esperamos alcanzar todos nuestros objetivos para el año, incluida una rentabilidad sobre el capital tangible del 16%.

Características de la recompra

La intención de la firma, con el nuevo programa de recompra de acciones, es reducir el capital social mediante la amortización de los títulos adquiridos a un precio medio máximo que no deberá exceder de los 4,76 euros. importe que se corresponde con los recursos propios tangibles por acción (tangible book value per share) a 31 de diciembre de 2023.

El número máximo de acciones recompradas dependerá de ese precio medio, pero no excederá de 1.566.85 millones de acciones. Las previsiones del banco apuntan a que la recompra rondará el 2,3% del capital social. La compra de acciones propias, a precio de mercado, queda sujeta también a otras condiciones como que el precio de la acción máximo no podrá ser superior al más elevado del día o que no se podrá adquirir más del 25% del volumen diario en cualquier de los días de negociación.

La duración de este nuevo programa de recompra del Santander se extenderá desde l 20 de febrero hasta el 21 de junio de 2024. La entidad, no obstante, se reserva el derecho a finalizar el programa con anterioridad a su fecha límite de vigencia en caso de alcanzar el importe monetario máximo o si concurriera alguna otra circunstancia que así lo aconsejara.

Las operaciones realizadas al amparo del Programa de Recompra serán comunicadas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores dentro de las siete sesiones diarias de mercado siguientes a su realización, así como la interrupción, finalización o modificación del mismo.

Una vez completadas ambas acciones, el dividendo y la recompra de acciones, la remuneración total al accionista respecto de los resultados del 2023 habrá sido de 5.538 millones de euros. Es decir, el 50% del beneficio neto atribuido obtenido por el grupo en 2023, dividido en dos partes aproximadamente iguales de 2.769 millones de euros cada una.

Reforzar la confianza de los inversores

Con estas medidas, el Banco Santander buscar mejorar su atractivo en el mercado y reforzar la confianza entre los inversores, en especial extranjeros, con el fin último de impulsar su cotización en Bolsa estancada por debajo de los 4 euros en los últimos cinco años. En este tiempo la acción se ha enfrentado al constante desafío de superar y consolidar la referencia en torno a los 3,6 euros. Un nivel clave que ahora se ha convertido en la palanca para buscar nuevos y grandes objetivos.

Una vez consolidado este nivel, algo que parece cada vez más evidente gracias a la normalización de los tipos de interés y los esfuerzos de la entidad por cuidar a los accionistas. cabe esperar la materialización del actual impulso alcista en los próximos meses con un primer objetivo sobre la referencia de los 4,5 euros por acción.

Artículos relacionados