La ac­ti­vidad su­pe­rará la de un año pa­sado que tuvo gran re­sis­tencia a la baja

Las promotoras avanzan en 2024 con las máximas previsiones de ventas

La me­jora de los pre­cios de las hi­po­tecas es el mejor aliado del sector en Bolsa

Neinor Homes.
Neinor Homes.

Las grandes pro­mo­toras es­pañolas han en­trado en 2024 con muy buen pie. A la es­pera de que los re­sul­tados de 2023 con­firmen que han cum­plido sus ob­je­tivos de ventas y de fac­tu­ra­ción, las com­pañías afrontan este ejer­cicio con una enorme con­fianza porque todos los fac­tores pa­recen ali­nearse a su fa­vor: alta de­manda de vi­vien­das, hi­po­tecas más ba­ratas y pre­cios sos­te­ni­dos. Las so­cimi, como Colonial y Merlín, su­fren en Bolsa, pero las pro­mo­toras se aden­tran en te­rreno po­si­tivo, como Neinor, Aedas y Metrovacesa.

.

Aunque pueda parecer paradójico después de una caída del 11,2%, de la cifra de compraventas del año pasado sólo se puede hacer una lectura positiva. Con casi todos los elementos en contra, los datos del Consejo General del Notariado demuestran que el descenso se quedó muy lejos del 20% que pronosticaban los más agoreros. Y la cifra final de actividad no deja de ser la cuarta mejor en un año desde 2007.

"Hay que hacer una interpretación muy positiva. Si en el peor de los escenarios, con las hipotecas con los precios más altos de los últimos años y el Euribor cerca del 4,20% en el último trimestre de 2023 se han salvado los muebles, las expectativas sólo pueden ser mejores para este año. Los niveles de demanda siguen por las nubes y más familias pueden acceder a una vivienda", señalan en una gran promotora.

Efectivamente, la banca ya ha activado las primeras rebajas sustanciales del precio de los préstamos. Hay expertos que ven las hipotecas fijas por debajo del 3% pronto, lo que dará cabida a más y más hogares en el grupo de potenciales compradores de vivienda. Por su parte, el Euribor debería encaminarse poco a poco hacia el 3% desde el actual 3,60%. Los máximos son cosa del pasado.

Fuentes del sector pronostican que, salvo que se cruce por el camino algún cisne negro inesperado, el año 2024 será de menos a más, pero siempre dentro de un rango de actividad superior al año pasado. Es decir, que podría ser bueno durante el primer semestre (enero y febrero están siendo positivos) y muy bueno en el segundo, cuando deberían concretarse los recortes de los tipos de interés desde el actual 4,5%.

Para las empresas del sector cotizadas y no cotizadas que el año pasado aguantaron el tirón y que con más o menos dificultades cumplieron previsiones, 2024 parece blindar sus expectativas. Primero, porque según datos de la patronal Asprima hay un déficit de unas 200.000 viviendas. Históricamente, nunca se había producido un desfase tan grande entre la oferta y la demanda.

Un mal que ya se puede considerar endémico pero que para el sector es oro molido en términos de facilidad para colocar el producto. "Todo el producto de calidad media-alta situado en zonas de alta demanda se venderá sin ningún problema. Y además a precios que dejan márgenes altos, porque la carencia de producto sigue tensando las valoraciones", señalan en una de las mayores compañías del sector.

Un escenario que se está dejando ver en las valoraciones bursátiles de las promotoras cotizadas. Mientras las socimis sufren (Colonial pierde más de un 20% en lo que va de año y Merlin cerca de un 10% ante la previsible demora en el comienzo del proceso de rebaja de tipos de interes en la zona euro), Neinor y Aedas están subiendo ligeramente en 2024 y Metrovacesa no está demasiado lejos de los niveles a los que empezó el año.

Artículos relacionados