FISCALIDAD

Los im­puestos a pagar son com­ple­ta­mente dis­tintos según las co­mu­ni­dades

Cuando recibir una herencia no resulta tan beneficioso

En co­mu­ni­dades como Aragón, Cataluña y La Rioja sale caro ser he­re­dero

Herencias, Odériz Abogados.
Herencias, Odériz Abogados.

¿En qué co­mu­ni­dades es más ba­rato y más caro re­cibir una he­ren­cia? La res­puesta es sen­ci­lla, si uno vive en Aragón, Cataluña o La Rioja no es que salga muy ren­table ser he­re­dero de un con­junto de bienes ya que los im­puestos a pagar en este caso para re­cibir esa he­rencia en oca­siones hasta su­pera el valor de lo que se va a re­cibir de ese fa­mi­liar fa­lle­cido.

Lo más normal es que una persona que ha muerto deje todos sus bienes a sus hijos o descendientes si no los tiene. Sin embargo, esto no quiere decir que esos herederos reciban todo el monto de esa herencia ya que hay que ajustarse a una serie de requisitos fiscales en forma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y el Impuesto de Plusvalía.

En el caso del primero se trata de un impuesto directo y progresivo; esto es, que cuanto mayor sea la cantidad que se va a heredar, más se tienen que pagar en concepto de este gravamen. Por su parte, el de plusvalía aplica en caso de que entre las donaciones figure un inmueble.

¿Cuánto se paga en cada comunidad autónoma?

Las arcas públicas reciben al cabo del año cerca de 65 millones de euros en impuestos de sucesiones. Eso sí, en este punto debemos recordar que no todas las comunidades autónomas pagan la misma cantidad de dinero.

Así, es más “conveniente” fallecer (sobre todo para los herederos de esa persona) en regiones como Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra y País Vasco donde el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es nulo o meramente simbólico. Sin embargo, no ocurre lo mismo en las tres antes apuntadas donde lo de recibir una herencia no es que sea precisamente motivo de alegría para el bolsillo.

Incluso en estos últimos casos se debe tener presente que cada comunidad aplica un tipo impositivo en función de la cantidad que se reciba. Así pues, en La Rioja pueden respirar algunos ya que solo aplican los impuestos en herencias que superen los 400.000 euros.

Artículos relacionados