OPINIÓN

¿La amnistía es conforme con la Constitución?

El voto en contra de Junts deja pa­ra­li­zado al Gobierno que la pro­pone

Charles Puigdemont.
Charles Puigdemont.

El men­saje que viene cir­cu­lando sobre la con­ce­sión de la am­nistía a un nu­trido grupo de in­de­pen­den­tistas ca­ta­lanes junto a su fi­gura más señera, el señor Puigdemont, no es otro que el de su in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad. La am­nistía sería in­cons­ti­tu­cional y el Senado po­dría ne­garse a tras­mi­tirla como pro­pone la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES).

¿Es inconstitucional la amnistía? El catedrático emérito de la Universidad de Granada, Gregorio Cámara, defiende su constitucionalidad en base a que la Constitución “no menciona en su texto el vocablo ni a lo largo del proceso constituyente ninguna de las cámaras se llegó a reclamar su incorporación”. El silencio no es prohibición.

El derecho de gracia ha formado parte de la historia constitucional española y el derecho comparado, como veremos más adelante, forma parte de las prerrogativas de gracias. El artículo 62 i) de la Constitución establece una prohibición directa para los indultos generales mientras que el artículo 87.3 sí menciona la prerrogativa del derecho de gracia. El texto constitucional según el Tribunal Supremo (sentencia 147-1986) subraya el profesor Cámara: “no impone restricción constitucional directa sobre la amnistía… no tendría sentido que el mismo Congreso, plenamente democrático, que habría otorgado una amnistía en octubre de 1987 la prohibiese unos meses después al redactar la Constitución”.

Y vaua con los antecedentes

Antecedentes democráticos como la Constitución de 1869 permitía la amnistía por parte del Rey siempre que esté autorizado por una ley especial (artículo 74.6). La Constitución de 1931, artículo 102, acepta la amnistía siempre que haya sido aprobada por el Parlamento.

En cuanto al derecho comparado la Constitución Suiza establece la competencia de la Asamblea Nacional para dictar la amnistía. La Constitución Portuguesa atribuye a la Asamblea de la República la competencia para otorgar la amnistía. Sucede lo mismo, recapitula el profesor Cámara, en los casos de Dinamarca, Francia, Italia y los Países Bajos.

La Constitución Griega circunscribe la amnistía a los derechos políticos lo que pudiera ser una agarradera para el magistrado García Castellón en sus intentos por presentar a los independentistas como terroristas por sus “ataques” a las fuerzas del orden; la imputación de traidores a la patria española por las conexiones de los independentistas con la Rusia de Putin para conseguir el envío a Cataluña de un contingente de 10 mil soldados, más bien parece una fantasía que una repetición de aquellos 100 mil hijos de San Luis que consolidaron en España el régimen autoritario y antiliberal de Fernando VII.

La cruzada anticonstitucional está siendo sustituida en España por una ofensiva jurisdiccional a la hora de impedir aquella conllevanza que proponía Ortega o que de alguna manera había sugerido Cervantes en el episodio del Caballero y los bandoleros catalanes. Don Quijote solo deja su Mancha para dirigirse a Barcelona, no se dirige a Valladolid o Granada, va a Cataluña.

Nada importa la comparación entre la situación de Cataluña en 2017 y 2024. España es un país pacífico, acogedor de turistas e inversiones extranjeras. Todos ellos acuden voluntariamente.

La situación económica y social, si se examinan los datos, no puede ser más favorable respecto a los socios europeos de España. Pero hay una negativa a verificar los datos y reflexionar sobre lo que significa la unidad de los españoles y la situación de la patria.

Dos comunidades autónomas, Castilla-León y Aragón, han registrado los mayores avances en sus exportaciones sin que por otro lado haya algún indicio de que andaluces o murcianos dejen sus tierras para ir a vivir en una Cataluña cuyas condiciones económicas y sociales estén favorecidas por el gobierno actual.

JUNTS x Cat, que sería la formación más beneficiada de la polémica amnistía, ha votado en contra de la Ley, lo que no deja de ser curioso. Mientras, la Bolsa rebasa de nuevo la cota de los 10.000 puntos y avanzan significativamente los valores catalanes capitaneados por Grifols. ¿Vana esperanza o que más se puede pedir?

Artículos relacionados