Monitor de Latinoamérica

El pre­si­dente ecua­to­riano hace un ejer­cicio de es­pe­ranza ie in­vita a los in­ver­sores a con­fiar el fu­turo

Las empresas españolas, forzadas a mantener su fe en el convulso Ecuador

Noboa re­clama más in­ver­sión y coope­ra­ción y ga­ran­tiza la es­ta­bi­lidad y se­gu­ridad ju­rí­dica

Daniel Noboa, pte. de Ecuador.
Daniel Noboa, pte. de Ecuador.

El pre­si­dente de Ecuador, Daniel Noboa, se ha mos­trado es­pe­ran­zado en la re­so­lu­ción de la di­fícil si­tua­ción que atra­viesa el país, un mes des­pués de que se de­cla­rara el ‘estado de emer­gencia y con­flicto in­ter­no’, y alentó a las em­presas es­pañolas a man­tener su fe en la eco­nomía de la na­ción an­dina du­rante su vi­sita a Madrid la se­mana pa­sada.

En ella, Noboa se sostuvo varias reuniones empresariales y, además de destacar que Ecuador garantiza la estabilidad y la seguridad jurídica, llamó a reforzar la colaboración con las firmas españolas en sectores estratégicos y a elevar su inversión.

Acompañado por la ministra de Producción y Comercio Exterior, Sonsoles García; la ministra del Ambiente y Transición Ecológica, Sade Fritschi; el ministro de Turismo, Niels Olsen y el viceministro de Promoción de Exportaciones e Inversiones, José Antonio Villena, el mandatario, detalló ante las empresas españolas la hoja de ruta de su Gobierno y las posibilidades de cooperación.

Y enfatizó que, para paliar la situación de conflicto que vive el país, es prioridad generar empleo y devolver la esperanza a los ciudadanos, a las empresas y a las instituciones, no sin agradecer a las compañías españolas su compromiso con el país a pesar de la espiral de violencia e inseguridad.

Noboa destacó que “se han ido cumpliendo las metas” desde que empezó a gobernar y que más del 80% de la población aprueba la gestión de su Gobierno. “El sentimiento de los empresarios ha cambiado. El pequeño y mediano empresario se siente más tranquilo y la ciudadanía está más segura”, indicó, para mencionar algunas de las principales iniciativas que se han puesto en marcha, como la Ley de Empleo Juvenil, que incluye importantes deducciones tributarias, o la Ley de Energía, que refuerza la eficiencia energética y la transmisión. Y expresar su voluntad de facilitar la llegada de inversión exterior y potenciar las alianzas público-privadas.

Mensaje de esperanza

Lanzó además, un mensaje de esperanza sobre la lucha contra la violencia, e indicó que las muertes han bajado en tres semanas de 38 homicidios diarios a tres, no sin recordar que la lucha de la Policía y el Ejército es contra grupos de narcoterroristas que cuentan con “40.000 soldados fuertemente armados y manejan un mercado de 60.000 millones de dólares al año”. El estado de conflicto armado interno, decretado el 9 de enero, permite la acción conjunta de militares y policías en calles y cárceles, controladas por las bandas.

El joven presidente, que en Fitur resaltó la importancia del sector turístico para el país como vector de crecimiento (esa actividad es la tercera industria que más aporta al PIB y da empleo a 600.000 personas), se mostró optimista sobre el futuro, tras admitir que el inicio de su mandato ha sido “una montaña rusa con momentos duros”, marcado por una guerra abierta contra la inseguridad y las bandas y en la que “ya comienzan ya a verse datos alentadores”. También señaló que la situación de conflicto que registra el país ha obligado a cambiar lo que iba a ser una primera fase totalmente enfocada a la generación de empleo, su máxima prioridad económica. “Sin aumentar la empleabilidad juvenil, hoy en el 35%, no se resolverá la violencia”, señaló.

Noboa recibió el respaldo del Rey Felipe VI, del Gobierno español y de los empresarios en la que ha sido su primera salida de Ecuador tras la crisis de seguridad. El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, destacó las estrechas relaciones bilaterales y trasladó el apoyo y la solidaridad, en nombre de todos los empresarios, a Ecuador. Además, incidió en el gran potencial que tiene el país para una inversión extranjera “que siempre busca seguridad jurídica, estabilidad regulatoria, refuerzo de la gobernanza pública e impulso a las alianzas público-privadas.

Los empresarios españoles valoran la estrategia de desarrollo para el Nuevo Ecuador 2024-25 y la agenda reformista de Noboa, especialmente la puesta en marcha de reformas para reactivar el país, como la Ley de Eficiencia Económica; la Orgánica de Competitividad Energética o la reforma tributaria incorporada en la Ley Orgánica para enfrentar el conflicto armado interno.

España, gran inversor

En los encuentros de Noboa con empresarios, tanto él como sus ministros destacaron las oportunidades en sectores clave como infraestructuras, renovables, turismo, tecnología/digitalización y servicios. España es el segundo inversor en Ecuador, aunque con montantes inferiores a los dirigidos a los grandes mercados y el primero de la UE. En Ecuador operan, en áreas clave como energía, alimentación, infraestructura y turismo, más de 120 compañías como Acciona, Mapfre, ACS, OHLA, Sacyr, CAF, Globalia, Isabel, Pescanova, Indra, Iberia, Inditex y Mango. Telefónica decidió irse tiempo atrás y Repsol saldrá tras 20 años. Las empresas españolas generan 20.000 empleos allí.

Para Noboa, que quiere diversificar la economía y dejar la dependencia del petróleo, la inversión interna y externa es esencial para el crecimiento y la creación de empleo y puede ayudar a fortalecer la dolarización. “Atraer IED es factor crucial”, ha repetido desde su asunción presidencial.

El FMI prevé para Ecuador un crecimiento del 1,4% y el 1,8% en 2023 y 2024, tras el 2,7% de 2022. El PIB creció el 3,1% en 2021 tras caer el 7,8% en 2020. El déficit fiscal es del 4% del PIB y la IED llegada al país, que creció a 811 millones en 2022, registró un fuerte retroceso en 2023. Una evolución que Noboa quiere revertir cuando antes.

Artículos relacionados