Monitor de Consumo Bancario

El con­su­midor debe co­nocer sus de­re­chos y dis­poner de tiempo su­fi­ciente para re­clamar

Los gastos hipotecarios se pueden reclamar una vez conocidos los excesos, según el TJUE

La Justicia Europea vuelve a echar por tierra la pos­tura del Tribunal Supremo es­pañol

Tribunal de Justicia Unión Europea.
Tribunal de Justicia Unión Europea.

Sí, los tipos se man­ten­drán igual y el eu­ri­bor, por tanto, se­guirá por las nu­bes, pero los hi­po­te­ca­dos, o al menos una gran parte de ellos, no se que­daron sin su dosis de buenas no­ti­cias el pa­sado 25 de enero. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitió ese mismo día una sen­tencia que es­ta­blece que el plazo para re­clamar gastos hi­po­te­ca­rios no co­mienza dis­cu­rrir hasta que el usuario tiene co­no­ci­miento de su ca­rácter abu­sivo.

Maitane Zarauz

Las asociaciones de consumidores han celebrado el fallo, declarando que "corrige a los bancos, a las audiencias provinciales y al Tribunal Supremo". Hay que recordar que el Alto Tribunal español ha mantenido una jurisprudencia divergente con el TJUE en este asunto, que lleva años levantando polvareda en el ámbito jurídico.

La sentencia de la Justicia comunitaria también dispone que el consumidor, además de conocer sus derechos, debe tener tiempo suficiente para preparar e interponer efectivamente un recurso con el fin de invocar esos derechos frente a cláusulas de carácter abusivo.

Un fallo que marca un antes y un despué

La decisión del TJUE destaca que, para que las normas por las que se rige un plazo de prescripción sean conformes con el principio de efectividad, no basta con que establezcan que el consumidor debe conocer los hechos determinantes del carácter abusivo de una cláusula contractual, sin tener en cuenta, por un lado, si conoce los derechos que le confiere la directiva sobre las cláusulas abusivas ni, por otro lado, si tiene tiempo suficiente para preparar e interponer efectivamente un recurso con el fin de invocar esos derechos.

Por tanto, un plazo de prescripción como el plazo de la reclamación de los gastos hipotecarios en cuestión en los litigios nacionales no es conforme con el principio de efectividad, ya que las normas por las que se rige no tienen en cuenta estos dos últimos factores.

El Tribunal de Justicia recuerda que el sistema de protección de la directiva se basa en la idea de que el consumidor se halla en situación de inferioridad respecto al profesional, en particular en cuanto al nivel de información, situación que lo lleva a adherirse a las condiciones redactadas de antemano por el profesional sin poder influir en el contenido de estas.

Por ello, apunta que cuando existe una jurisprudencia nacional consolidada en la que se ha reconocido el carácter abusivo de determinadas cláusulas tipo, cabe esperar que las entidades bancarias la conozcan y actúen en consecuencia.

En este sentido, subraya que no se puede presumir que la información de que dispone el consumidor, más escasa que la del profesional, incluya el conocimiento de la jurisprudencia nacional en materia de derechos de los consumidores, a pesar de que dicha jurisprudencia esté consolidada.

Además, señala que aunque pueda exigirse a los profesionales que se mantengan informados de los aspectos jurídicos relativos, no se puede esperar una actitud similar por parte de los consumidores, habida cuenta del carácter ocasional, o incluso excepcional, que para ellos tiene la celebración de un contrato que contenga una cláusula de este tipo.

Artículos relacionados