El vo­lumen crece cerca de 23.000 mi­llones de euros en apenas dos meses

La banca activa la 'operación retorno' masivo de los depósitos empresariales

Diseñan atrac­tivas ofertas a me­dida con los tipos de in­terés por en­cima del 3,5%

Depósitos garantizados por FGD.
Depósitos garantizados por FGD.

No hay mejor es­tra­tegia para re­cu­perar vo­lumen de de­pó­sitos que pa­garlos bien. En no­viembre del año pa­sado, la re­tri­bu­ción de estos pro­ductos para em­presas saltó hasta el 3,57% en el plazo de un año, donde más con­tra­ta­ción hay. El por­cen­taje más alto de la úl­tima dé­cada ha te­nido un im­pacto in­me­diato en las pe­ti­ciones de las em­pre­sas, que se dis­pa­raron en el tramo final del año pa­sado.

Sólo entre noviembre y diciembre, las empresas contrataron depósitos por valor de casi 23.000 millones de euros. Este arreón final ha permitido que el importe global se haya incrementado en 7.570 millones de euros en el conjunto del año. Pero durante gran parte de 2023, las sociedades no financieras miraron hacia otro lado al no sentirse suficientemente recompensadas.

"Hay que tener en cuenta que, hasta junio, las rentabilidades medias no superaron el listón del 3%. Eso redujo la tenencia de depósitos de las empresas por debajo de los 300.000 millones de euros. Ahora supera los 325.000, pero lo importante es que el vigor de la subida se puede mantener porque los tipos van a seguir en niveles competitivos en esta primera parte del año", aseguran fuentes financieras.

Retribuciones de la banca

Efectivamente, todo hace indicar que las retribuciones de la banca siguieron siendo generosas en el último mes del año. A la espera de datos oficiales, cada fin de ejercicio suele ser especialmente bueno porque la banca pone en marcha agresivas campañas de captación para cumplir con sus objetivos comerciales. Y desde el sector se asegura que este mes las entidades están siendo muy activas para consolidar lo que se podría denominar como operación retorno.

De momento, la banca ha ganado margen para seguir atrayendo liquidez. El Banco Central Europeo (BCE) sigue insistiendo en que será en verano cuando se den las condiciones para una primera rebaja de 25 puntos básicos de los tipos de interés. Por lo tanto, podría haber todo un primer semestre de tipos al 4,5% en Europa que favorezca los intereses de las empresas, que tarde o temprano tendrán que asumir retribuciones más bajas porque el precio del dinero sólo puede bajar.

Ahora, las empresas están cobrando casi tres veces más que en noviembre de 2022, cuando la escalada de tipos estaba casi en el arranque. Y aunque el ritmo de subida del tipo medio es ya sustancialmente menor que en la primera parte del año pasado, es un punto superior al que se está aplicando a los depósitos a particulares, que se sitúa en el 2,57%. Suficiente para que las familias también hayan parado las salidas de liquidez, aunque las retribuciones dejan bastante que desear.

Depende de los segmentos

Pero la situación es muy distinta en cada uno de los segmentos. En el de empresas, la situación económica demanda prudencia y altas dosis de liquidez que favorece el crecimiento de los depósitos, sobre todo ahora que las rentabilidades de activos competidores como las Letras del Tesoro empiezan a flaquear. En paralelo, la gran banca -tan conservadora en la retribución a las familias- sí está abriendo la mano con las empresas.

“Como ocurre con los grandes clientes de banca privada, la banca está primando a las empresas que consideran estratégicas con remuneraciones que en algunos casos incluso superan el 4%. De lo que se trata es de evitar fugas a la competencia, porque los bancos están siendo ahora muy agresivos”, señalan fuentes del sector que creen que la presión en precios todavía se puede mantener durante bastantes meses.

Artículos relacionados