INNOVACIÓN

CES 2024: el futuro que viene ya está aquí

El Consumer Electronics Show ha ade­lan­tado la vir­tua­lidad a la realidad

CES 2024.
CES 2024.

Julio Verne, antes de fi­na­lizar el siglo XIX, había pre­visto la cons­truc­ción y el uso de co­ches vo­la­do­res; evi­ta­rían los atascos que ge­neran los co­ches te­rres­tres y ha­rían más fácil el trans­porte en las grandes ciu­da­des. Los hu­ma­nos, como tam­bién dijo Verne, no solo irían y vol­ve­rían de la Luna, sino que se des­pla­za­rían por el aire para rea­lizar sus ocu­pa­ciones co­ti­dia­nas.

El CES 2024 (Consumer Electronics Show), celebrado en Las Vegas durante este mes de enero, ha dado respuesta concreta al sueño de Verne. Coches voladores con ascensión y descenso en vertical como realizan las abejas. Coches que vuelan, pero también teléfonos que leen la mente o espejos que nos diagnostican trastornos mentales junto a televisores transparentes que no necesitan enchufes ni cables.

Un reto para los traductores simultáneos: auriculares que te permiten escuchar en tu idioma a cualquier interlocutor que hable en cualquiera de las lenguas del planeta. Un artilugio maravilloso para aquellos políticos, por ejemplo, algunos españoles, cuando se desplacen a las instituciones de Bruselas.

El futuro es presente, la robótica y la automoción son moneda corriente entre nosotros como lo es el euro o el bitcoin. Un robot te prepara la cena y te limpia y plancha la ropa. Los avances de la Inteligencia Artificial y de la Realidad Virtual son igual de válidos y útiles paralos amantes de los videojuegos como para los oncólogos y cirujanos.

El evento de tecnología más avanzado del planeta se ha celebrado en Las Vegas en este mes de enero de 2024. Una exposición que se remonta a 1967 y que en esta ocasión ha congregado a cuatro mil expositores, Google, Samsung, LG, Intel, entre otros, y que ha atraído a 130 mil visitantes. Un evento tecnológico que comparte protagonismo con el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona y el IFA de Berlín.

La ventaja asiçatica

Chinos, coreanos y japoneses llevan sin duda gran ventaja en la robótica a la vez que empresas americanas y ya algunas europeas intentan mantenerse en el pelotón de cabeza en la carrera de las inteligencias mal llamadas artificiales porque son muy reales. Pabellones de multitud de países entre los que tristemente no está representada España. El tren del futuro se puede perder mientras que países más modestos como Rumanía o Bulgaria promocionan a sus empresas en el mayor escaparate del mundo de la alta tecnología.

En cualquier caso, siempre nos quedaría, si se mantiene, el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona y Fitur en Madrid, es decir el rabioso día a día.

Las Vegas y el CES 2024, la más alta tecnología pero también los más despampanantes hoteles que además de recibir a sus huéspedes dan cobijo en sus mullidas alfombras a pordioseros o drogadictos que acuden a protegerse del frio de las noches del desierto sin que el personal del hotel los rechace o llame a la policía para desalojarles. ¿Una imagen ya presente del futuro?

Artículos relacionados