Muchos ana­listas pro­nos­tican que puede valer hasta 30.000 mi­llones de euros

Ferrovial se rearma en Bolsa, impulsado por numerosas expectativas de 'altos vuelos'

Los in­ver­sores sos­layan las di­fi­cul­tades para la venta de Heathrow

Rafael Del Pino, en la última junta de Ferrovial.
Rafael Del Pino, en la última junta de Ferrovial.

Como va­rias de las cons­truc­toras es­paño­las, Ferrovial forma parte del ex­clu­sivo grupo de em­presas de alta ca­pi­ta­li­za­ción que si­guen se­du­ciendo a los ana­listas a pesar de sus cada vez más exi­gentes va­lo­ra­cio­nes. En má­ximos his­tó­ri­cos, el grupo cons­tructor y de ser­vi­cios de la fa­milia Del Pino ha reac­ti­vado con éxito su ataque sobre el nivel de los 35 euros y ya está entre los me­jores del par­quet este año. El factor sede -la llevó a Países Bajos en 2023- le ha im­pul­sado.

Pero las expectativas sobre el grupo van bastante más allá. En los últimos días, algunas de las grandes firmas de análisis como Jefferies y Ferrovial han subido su apuesta y ven la compañía en los 41 y los 40 euros, respectivamente. Expectativas de muy altos vuelos que llevarían la valoración del grupo hasta cerca de 30.000 millones de euros.

"Ahora mismo es uno de los valores más calientes del mercado. Ya ha recibido la primera ración importante de realizaciones de beneficios y la ha aguantado a la perfección. Es realmente sorprendente lo bien que el mercado ha aceptado la noticia de que se puede complicar la venta de su 25% en el aeropuerto de Heathrow. Podríamos decir que la ha descontado, más atento a otros asuntos", señala un analista del sector.

Que los minoritarios de la sociedad que gestiona una de las joyas de la corona de Ferrovial se quieran sumar al acuerdo de venta a Ardian y el el fondo saudí PIF en las mismas condiciones abre una incertidumbre a corto plazo que no quita fuerza a la compañía española en bolsa: sube más de un 6% en enero y entra en el grupo de cuatro mejores valores de 2024 junto a Indra, Telefónica y Rovi.

El Efecto tarifas

A la espera de la resolución del 'caso Heathrow', Ferrovial cuenta con muy buenas palancas para afrontar el corto plazo, según los expertos. El más importante es el aumento de tarifas anunciado en la autopista canadiense ETR 407 a partir del 1 de febrero, que ha sido muy bien recibido por los inversores y analistas. Un alivio tras la congelación a la que fueron sometidas las tarifas tras el Covid-19.

El otro teórico as en la manga es el próximo debut en el Nasdaq, que se producirá previsiblemente a lo largo de este primer trimestre del año. Pero los analistas creen que este anuncio está más que cotizado ya en la bolsa y achacan todo el impacto de la subida de enero a los buenos fundamentales de la compañía que, por cierto, se enfrenta al reto de subir dos años seguidos en bolsa. No lo hace desde 2015.

"No es descartable que se pueda producir alguna corrección tras las fuertes subidas del 35% del año pasado. Pero ya se ha visto que son pocos los inversores que se quieren bajar del carro de Ferrovial. En cuanto la acción corrige un poco, entra dinero aprovechando los precios atractivos. Creo que le queda cuerda para rato, aunque no se debe esperar una subida muy rápida", señalan en una gran gestora nacional.

Artículos relacionados