Ocupa el oc­tavo puesto a nivel global y el pri­mero en Latinoamérica

Panamá exhibe su músculo empresarial para captar más inversión española

España es el primer emisor de IED de la UE en ese mer­cado cen­troa­me­ri­cano

Canal de Panamá.
Canal de Panamá.

Panamá, el país cen­troa­me­ri­cano junto a Costa Rica con más in­ver­sión es­pañola, rea­liza grandes es­fuerzos por au­mentar su atrac­tivo para la in­ver­sión ex­tran­jera, no­ta­ble­mente en clima de ne­go­cios. Según el ran­king ‘Best Countries for Business’ pu­bli­cado por ‘US News’, se sitúa ya como el mejor des­tino para hacer ne­go­cios en Latinoamérica y oc­tavo país del mundo con más aper­tura para la in­ver­sión. España es el primer in­versor de la UE en el mer­cado pa­na­meño.

La Autoridad para la Atracción de Inversiones y Promoción de Exportaciones de Panamá (Propanamá) destacó días atrás que el país ocupa el octavo puesto a nivel global en cuanto a apertura para los negocios, según un informe de la publicación estadounidense ‘US News’ que contempla parámetros como apertura comercial, estabilidad económica, ambiente regulatorio y otros factores clave para la inversión foránea como bajos costes de fabricación, entorno fiscal favorable y escasa burocracia.

Propanamá resaltó que la evaluación “pone de relieve la ubicación estratégica de Panamá, su infraestructura de primer nivel y su enfoque pro-negocios, factores que no solo atraen inversiones, sino que también fomentan un entorno propicio para la actividad empresarial. La intersección estratégica de Panamá, como puente entre continentes, combinada con su robusta infraestructura, no solo facilita el comercio, sino que también se lo convierte en terreno fértil para el crecimiento y la innovación empresarial”.

Por delante de Costa Rica y Uruguay

Por detrás de Panamá se ubican en Latinoamérica Costa Rica, en el vigésimo lugar, Uruguay en el puesto número 32 y Perú en el número 34. En la clasificación global, Suiza, Luxemburgo, Finlandia, Suecia, Noruega, Dinamarca y Singapur se sitúan en las primeras posiciones.

Pese a su riqueza en recursos naturales, la economía panameña está impulsada en gran medida por las actividades manufactureras concentradas en torno al Canal de Panamá y a la Zona Libre de Colón (ZLC). Sugún cifras del Instituto de Estadística y Censo (Inec), en la primera década desde que Panamá obtuvo grado de inversión (2010), entraron al país unos 38.297 millones de IED (2010-2021), de los cuales un 32% (12.112 millones) fueron atraídos por la Zona Libre de Colón; un 21% (8.119 millones) por la minería y 6.663 millones (17%) por el Centro Bancario (actividades financieras y de seguros), por encima de otras actividades como industria, logística, construcción y turismo. Panamá habrá crecido el 6,1% en 2023, una de las mayores tasas de avance del PIB ese año, y la economía se expandiría el 4,2% este año, muy por encima de la media regional, según previsiones de la Cepal.

Panamá es, de lejos, el país centroamericano con mayor presencia de compañía y proyectos empresariales españoles. España es el tercer inversor global en ese mercado, y el primero europeo. Allí están presentes más de 400 compañías, notablemente en el sector de infraestructuras, pero también en renovables y, cada vez más, en turismo. FCC ejecutó la Línea 2 del Metro, tras haber construido la Línea 1, y Sacyr participó en la ampliación del Canal, el otro plan emblemático ejecutado en los últimos años con presencia española.

En el país también están OHLA, Acciona, Grupo Puentes, ACS, Naturgy, Indra, Mapfre, Meliá, Barceló, NH, Riu, Evenia, Ayesa, Iberia, Abanca, Air Europa, Duro Felguera, San José, Copisa, Ortiz, Iberdrola, Elecnor, Ecoener, Sur de Renovables, Cox Energy, Inelsa y Avanzalia. Telefónica vendió su filial en el país en 2019.

Seguridad y conectividad

En el último año, Grupo Puentes logró un contrato de 250 millones de dólares para ampliar a seis carriles un tramo de la Carretera Panamericana y Naturgy ha anunciado que inyectará 450 millones en distribución eléctrica a través de las panameñas Empresa de Distribución Eléctrica Metro-Oeste (Edemet) y Empresa de Distribución Eléctrica Chiriquí (Edechi), controladas por la española. Y Urbas Energy se ha adjudicó el diseño, construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento de siete plantas solares en Panamá que suman una potencia instalada de 87,5 MW.

Se trata de un mercado en el que las compañías valoran especialmente la seguridad y la conectividad aérea, además de destacar la importancia de la seguridad jurídica del país, su marco normativo favorable a la inversión y el impulso que están dando a las alianzas público-privadas. Un marco favorable que se ve reforzado por numerosos convenios y acuerdos en vigor, como el Convenio de Doble Imposición, firmado en 2010 y el Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones, en vigor desde 1998.

Según ProPanamá, España es, asimismo, uno de los socios comerciales más importantes de un país que ofrece “grandes oportunidades de inversión para los empresarios españoles, desde los tradicionales sectores de turismo y agricultura, hasta el sector digital o la Estrategia de Transición Energética, pasando por su posición como ‘hub’ logístico y una infraestructura coloca al país como el sitio ideal para el ‘nearshoring’”.

Artículos relacionados