BOLSA

Azkoyen presenta un buen perfil

La me­jora de la in­fla­ción y de las ca­denas de su­mi­nistro y la ca­pa­cidad para man­tener un cre­ci­miento só­lido, han vuelto a poner a Azkoyen el radar de los ana­lis­tas. Máxime tras ce­rrar un 2023 sin pena ni glo­ria, aunque en franca re­cu­pe­ra­ción al final del año.

El fabricante de máquinas expendedoras y medios de pago empieza a sacudirse los temores de recesión que habían provocado una fuerte recaída en su cotización a finales del pasado verano. Sin ese peso en el horizonte busca ahora aprovechar su buen posicionamiento en sus negocios y en las distintas geografías donde está presente.

Para ello, el grupo sigue trabajando en la fórmula que le ha llevado a mantener un sólido crecimiento en los últimos años, centrándose en pilares clave como la innovación y el aumento de las ventas fuera de Europa, así como en la mejora de la eficiencia y de la gestión interna.

Una apuesta que lleva a pensar a los analistas en un cierre de año con incrementos del doble dígito en todas sus líneas de negocio con una positiva evolución en todas sus líneas de negocio. En el mercado tampoco se descarta nuevas operaciones de compra, en caso de encontrar buenas oportunidades, una vez consolidadas las adquisiciones de Vendon y Ascaso.

Sin embargo, la cotización de las acciones de Azkoyen en el mercado ha comenzado el año con ciertos titubeos como si lo operadores estuvieran esperando la confirmación de las cuentas para seguir apostando por la compañía. En cualquier caso, señalas los expertos técnicos, el valor mantiene intacta la tendencia alcista mostrada estos meses atrás y, si no se encalla en una fase lateral, tiene recorrido hacia las inmediaciones de los 6,8 euros por acción en el corto y medio plazo.

Artículos relacionados