Monitor de Consumo Bancario

Los no­ta­rios re­gis­tran en no­viembre una caída de hasta el 7,5% in­ter­anual en las com­pra­ventas

Una vivienda a la baja, otro factor de arrastre para las hipotecas

Los prés­tamos de­cre­cieron un 17,7% in­ter­anual, y la cuantía pro­medio de los mismos se re­dujo un 7,3%

Mercado de la vivienda.
Mercado de la vivienda.

El mer­cado hi­po­te­cario no pasa por su mo­mento más bo­yante, por mu­chas y va­riadas ra­zo­nes. Una de ellas es el bache en la com­pra­venta de vi­vien­das, uno de los mo­tores eco­nó­micos de nuestro país: tanto el nú­mero de ope­ra­ciones como el precio del metro cua­drado se con­tra­jeron en no­viem­bre, un des­plome que han re­pro­du­cido las hi­po­tecas en tér­minos casi idén­ti­cos.

La información procede del Centro de Información Estadística del Notariado, que ha hecho públicos los datos correspondientes a las operaciones inmobiliarias, hipotecarias y mercantiles autorizadas ante notario durante el undécimo mes del año al que acabamos de decir adiós.

En total, se formalizaron 55.033 transacciones de viviendas en toda España, un 7,5% menos que en el mismo período de 2022. Todas las autonomías, con excepción de Asturias (19,1%), Castilla-La Mancha (12,0%), Castilla y León (4,8%) y Murcia (4,5%), reflejaron pérdidas, destacando Madrid (-21,2%), el País Vasco (-20,6%) y Navarra (-18,1%).

Mientras, el precio de las viviendas vendidas retrocedió un 2% de media en el conjunto del mercado, hasta quedarse en 1.582 euros por metro cuadrado. Tras este resultado, las compraventas acumulan 14 meses consecutivos a la baja.

Sólo Asturias se salva de la quema hipotecaria

La racha de las hipotecas es aún más sangrante: 15 meses de caída libre, que se acentuó este noviembre con un descalabro del 17,7% interanual, hasta las 23.512 operaciones. La cuantía promedio de estos préstamos descendió un 7,3% interanual, situándose en 140.290 euros en promedio.

El porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en el 42,7%. Además, en este tipo de compras con financiación, la cuantía del préstamo supuso de media el 71% del precio.

Los préstamos hipotecarios para la adquisición de vivienda crecieron sólo en Asturias (0,6%) y tuvieron descensos en el resto de comunidades. Las caídas de doble dígito se produjeron en: Navarra (-39,5%), Cantabria (-30,1%), Andalucía (-22,5%), el País Vasco (-22,3%), Aragón (-22,1%), Madrid (-21,6%), Murcia (-17,5%), Galicia (-15,5%), Comunidad Valenciana (-15,4%), Baleares (-14,1%), Cataluña (-13,0%) y Castilla y León (-10,1%). Por otro lado, se presentó una desaceleración más moderada en: Canarias (-9,4%), Castilla-La Mancha (-9,1%), Extremadura (-8,1%) y La Rioja (-6,3%).

En cuanto a la cuantía promedio de los nuevos préstamos hipotecarios para adquisición de vivienda, la evolución siguió siendo dispar según la autonomía, pues creció en cuatro y decreció en las trece restantes. Destacaron los aumentos en Murcia (7,1%) y Canarias (6,0%) y los retrocesos en La Rioja (-22,2%) y el País Vasco (-14,7%).

Artículos relacionados