Los ‘hedge funds’ firman tregua hasta la pri­mera reunión del año del BCE

Los bajistas aflojan en la banca tras la ofensiva final de 2023

Reducen po­si­ciones en Bankinter y se man­tienen sin cam­bios en Unicaja

Dancausa, Bankinter.
Dancausa, Bankinter.

Más allá del his­tó­rico ataque es­pe­cu­la­tivo que sufre Grifols, los in­ver­sores ba­jistas están pro­ta­go­ni­zando un co­mienzo de año tran­quilo en la bolsa es­pañola en los sec­tores clave. No hay mucho más que al­gunos mo­vi­mientos cortos en el ca­pital de al­gunos de los va­lores clá­sicos bajos los focos de estos in­ver­so­res, como Solaria o Enagás. Lo más lla­ma­tivo es que el ataque de fi­nales del año pa­sado sobre los bancos más pe­queños ha fi­na­li­zado.

Lo más relevante está pasando en el capital de Bankinter, donde Point 72 (el hedge fund de Steve Cohen, el dueño de los Mets, el equipo de béisbol de Nueva York) ha rebajado su posición corta hasta dos veces este mes de enero desde el 0,81% hasta el 0,65%. Un movimiento que aligera la presión sobre el banco español más atacado por los fondos de cobertura en los últimos meses a pesar de que se quedó muy rezagado en bolsa el año pasado.

En estos momentos, entre el citado Point 72, Wellington Management Company y Canada Pension Plan cuentan con el 1,76% del capital de la entidad. Un paquete conjunto todavía importante a las puertas ya del comienzo de una temporada de resultados que va a coincidir con la primera reunión del año del Banco Central Europeo (BCE), con fecha el próximo 25 de enero. Hasta ese momento, da la impresión de que los ‘hedge’ se han dado una tregua.

En Bankinter y en todo el sector bancario, donde no se han dejado ver con posiciones cortas significativas en ningún otro valor. Tampoco en Unicaja, donde Capital Fund afloró un 0,5% en posiciones cortas hace algo menos de un mes. De momento, no se ha producido movimiento alguno más en ninguna dirección en el banco andaluz, en una demostración de que los inversores especulativos se han tomado un respiro a la espera de ver la evolución de las cosas.

Mejoras al margen del Ibex

En el conjunto de los mercados y también en un sector bancario que, aunque ha perdido algo de fuerza en los últimos días en Bolsa, sigue mejorando en lo que va de año el arranque totalmente plano del Ibex 35. La ganancia del 1,6% del índice financiero señala que los inversores necesitan nuevas pistas sobre el futuro inmediato. Algo que sólo puede venir de la mano de los resultados del último trimestre de 2023 y de las nuevas pistas del BCE.

Da la impresión de que todo el mundo ha parado las máquinas porque hay mucha confusión sobre la esperada bajada de tipos. Parece que el BCE no quiere que se instale la idea de que el comienzo del ajuste se puede retrasar mucho para no poner más nerviosos a los inversores, pero, por otro lado, surgen voces autorizadas que advierten sobre los peligros de empezar el camino de los recortes antes de tiempo, como el economista jefe del BCE.

Fhilip Lane ha advertido que un giro radical de la política monetaria desde el actual nivel del 4,5% podría poner en peligro el esfuerzo que ha hecho la institución para mantener bajo control la inflación. Todo ello mientras el último dato de inflación en Estados Unidos (con subida hasta el 3,4% en diciembre, rompiendo la línea de moderación anterior) ha caído como un jarro de agua fría. Se alejan las posibilidades de un primer recorte de tipos en marzo al otro lado del Atlántico.

Y pinchan también por supuesto las expectativas de un primer recorte en primavera en Europa. “De lo que no cabe duda es de que va a haber coordinación en los tiempos entre los dos bancos centrales (FED y BCE) y que el último dato de inflación estadounidense es un contratiempo. Sobre el papel, cualquier retraso en el proceso de rebaja de tipos será bueno para la banca española que, de momento, va a ofrecer unos resultados anuales muy buenos”, señalan fuentes bursátiles.

Con estas cartas sobre la mesa, osos y otros (bajistas y alcistas) velan armas antes de afinar sus estrategias. En el caso de los ‘hedge’, están centrando el tiro en los bancos españoles con más componente doméstico, que han empezado bien el año en bolsa. Sobre todo Bankinter, que sube más de un 4% y pelea por romper definitivamente la resistencia de los 6 euros.

Artículos relacionados