ANÁLISIS

Líderes populares piden a Feijóo más energía frente a Sánchez y su Gobierno

Temen que la opo­si­ción del líder po­pular sea in­su­fi­ciente para acabar con el 'sanchismo'

Feijóo con sus colaboradores del PP.
Feijóo con sus colaboradores del PP.

En el Partido Popular cada vez son más lo que asumen la má­xima del ex primer mi­nistro ita­liano, Julio Andreotti, de que el poder des­gasta a quien no lo tiene y piden un mayor rea­lismo po­lí­tico a su lí­der, Alberto Núñez Feijóo, para que su apa­rente débil labor de opo­si­ción no acabe con su li­de­razgo y hasta con el propio par­tido.

Aunque cargan contra el presidente del Gobierno, al que acusan de dejarse chantajear, consideran que Feijóo todavía no ha sabido asumir sus errores en la última campaña de las generales que, no solo les ha dejado fuera del Gobierno, sino que les hace mantener una política de oposición sin fuerza y empaque.

Lo siguen viendo noqueado, y cada vez más confían en la labor de los barones para abrir una ventana de realismo y optimismo en el partido, que no lo tiene fácil pese a la debilidad en la que colocaron las urnas al presidente del Gobierno.

Pese a esa más que evidente debilidad parlamentaria de Pedro Sánchez, que ha provocado la pasada semana una situación esperpéntica en el Congreso de los Diputados para poder aprobar dos de los tres reales decretos allí presentados, entre los históricos del Partido Popular se consolida la idea de que Núñez Feijóo tiene todavía indigestado el resultado de las elecciones generales, en cuya campaña electoral cometió grandes errores, pero que no los ha asumido todavía.

Y lo que es peor, se mantiene en estos errores en los que se habría instalado como si nada hubiera pasado, como muestra su errática política de oposición llevada a cabo desde la pérdida de las elecciones hasta el día de hoy.

Este número creciente de discrepantes internos con su líder en el Partido Popular apunta a que supone un grave error de cara a poder recuperar el poder algún día, el mensaje que han querido trasladar a la opinión pública en sus mensajes de las pasadas fiestas de Navidad de que tanto Feijóo, como su equipo, ganaron las elecciones y que por eso no hay que cambiar nada ni a nadie, pese a que la realidad hace temer que, pese a las dificultades, Sánchez podrá seguir en Moncloa por mucho tiempo.

Aunque en el partido quieren dejar a parte los muchos errores cometidos durante la campaña, consideran en cambio, que no se puede persistir en el error de no hacer nada más de lo que se ha hecho hasta ahora. Piden conformar un equipo sólido y solvente que sepa dar la batalla frente a la más preocupante situación política que atraviesa España tras la instauración de la democracia.

Recuerdan que prometió cambios en su grupo de dirección en septiembre al que se le critica su falta de experiencia, mérito y competencia en las materias que les han encomendado, pero en cambio, pasados unos meses, lo único que ha hecho ha sido “jugar con un engañoso cambio de sillas”. De nuevo la justificación es responder con el mensaje poco realista en el que se han instalado de forma permanente en la oposición, a estas alturas de la legislatura, de que “mi equipo ganó las elecciones”.

Ganar España desde las Comunidades Autónomas

La confianza en el partido a corto plazo se sitúa en los dos primeros procesos electorales para los que ya hay fecha: las elecciones en Galicia del próximo 18 de febrero y las elecciones europeas del mes de junio. Aunque el principal reto es el más inmediato, el de las elecciones gallegas.

El primer error que quieren evitar, de los más sonoros cometidos en las elecciones generales, es el de las incomparecencias. Por eso, hasta que llegue ese domingo de la tercera semana de febrero no quieren dejar ningún vacío ante la opinión pública.

Así este domingo, hasta 11 líderes autonómicos populares arropaban al presidente del Partido Popular de Galicia, Alfonso Rueda, en el acto celebrado en A Coruña bajo el lema ´Construir España desde las comunidades autónomas´.

Realzar el poder que los populares ejercen en las Comunidades Autónomas y criticar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, van a ser los dos ejes centrales de su actuación. Con otras dos ideas motrices: “la política de Pedro Sánchez desmantela la igualdad de los españoles y el presidente del Gobierno miente”.

En esta ocasión, el más duro en su crítica a la deriva del líder socialista ha sido el presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, para quien “el partido de Puigdemont chantajeó al Gobierno de España” porque “hay quien se deja chantajear, como el Gobierno de Sánchez”. Chantaje de tan alto nivel que, a Sánchez, según Azcón, le resultará imposible contar la verdad de estos acuerdos.

Es en las Comunidades Autónomas donde el PP acumula el mayor poder político en esta legislatura. Y es a partir de ellas desde donde los populares, conscientes de la debilidad de su actual equipo nacional, quieren recuperar el poder nacional perdido. El líder gallego, Alfonso Rueda, no se ha andado con rodeos en este sentido. En su intervención no ha podido ser más claro “vamos a construir España desde Galicia”. Claro, siempre que ganen las elecciones, primer gran test de la nueva política de Pedro Sánchez.

Artículos relacionados