Cada vez más ges­toras apuestan por dos o como mucho tres re­cortes en 2024

Renovables y socimis pagan en bolsa las previsiones más realistas sobre los tipos

Los in­ver­sores rea­lizan be­ne­fi­cios en las com­pañías más sen­si­bles al precio del di­nero

Energías Renovables. UPME
Energías Renovables. UPME.

El arranque del año bur­sátil deja las pri­meras con­clu­siones de ca­lado. La pri­mera, y la más im­por­tante, es que los in­ver­sores se han puesto en modo pre­ven­tivo en los va­lores que po­ten­cial­mente más ten­drían que ganar con una re­baja sig­ni­fi­ca­tiva de los tipos de in­te­rés. Las re­no­va­bles y so­cimis del Ibex 35 han arran­cado el ejer­cicio con caídas entre el 4% y el 11% que de­mues­tran que el mer­cado está ha­ciendo una re­lec­tura del es­ce­nario mo­ne­ta­rio.

A medida que pasan los días son más los gestores que asumen que el esperado descenso de tipos llegará más tarde y será de menor calado de lo previsto. El último gran nombre en salir a la palestra es la gestora de AXA. El gigante galo apuesta por solo tres rebajas del precio del dinero de 25 puntos básicos en 2024, tanto en la zona euro como en Estados Unidos. Es decir, la mitad de las hasta seis que el mercado estaba descontando hace apenas dos semanas en su escenario más agresivo.

Y según el barómetro inversor de Capital Radio, la mayoría de las gestoras de activos apuestan por sólo dos descensos tanto a un lado como al otro del Atlántico. Una previsión un tanto tibia, muy conservadora, que sin embargo explica muy bien cómo está cambiando la mentalidad del mercado. Ahora es mucho más defensiva. Dicho de otra forma, empieza a considerar un escenario mucho menos optimista.

El Ibex navega en negativo

Con estas cartas sobre la mesa, y sin hacer mucho ruido gracias al enorme foco que la bolsa ha puesto sobre Grifols tras el informe de Gotham, algo menos de la mitad del Ibex 35 navega en negativo en este comienzo de año. Grifols aparte, nadie sufre más que las compañías de energías renovables y las socimis, que están pagando parte de los excesos alcistas del tramo final del año pasado, cuando el dinero entró en estos valores a gran velocidad.

La peor parte es para Solaria y Acciona Energía Renovables, que están soportando una fuerte presión bajista en este comienzo del año. “Estamos viendo como las órdenes de venta remiten un poco en estas últimas horas, pero el castigo acumulado en estos primeros días de 2024 es ya importante. No veo posibilidad de que levanten cabeza a corto plazo, al menos hasta la reunión del BCE del 25 de enero. Y no hay ninguna garantía de mejora”, señala un analista del sector.

Que la rebaja de tipos se pueda retrasar hasta la segunda mitad del año -los expertos del BCE no ven movimiento alguno hasta julio- seguirá metiendo presión a estas compañías, de la misma forma que a las socimi. Las grandes inmobiliarias pierden pie en bolsa en este arranque de año, en el que grandes firmas como Morgan Stanley han contribuido al frenazo con una rebaja de recomendaciones tanto para Merlin Properties como para Colonial.

Los analistas del banco estadounidense creen que ambas han subido demasiado en bolsa en el tramo final de 2023 y que sus precios ya no reflejan sus fundamentales. Por lo tanto, Morgan Stanley se abona también a la teoría de la prudencia y cree que Colonial a 6 euros y Merlin a 9,5 euros ya habrían cotizado suficientemente el mejor de los mundos anticipado por los mercados en materia de tipos de interés.

Mientras los bancos arrancan el año con fuerza por el efecto contrario (sus márgenes podrían disfrutar más tiempo de tipos de interés altos), socimis y renovables pierden peso en las carteras de los gestores. Algunos analistas advierten de que los movimientos, arriba o abajo, se pueden amplificar en las próximas semanas en un escenario de incertidumbre en un Ibex 35 que circula a dos velocidades muy marcadas.

Artículos relacionados