BOLSA

Urbas pone en línea la directa

Tras tocar fondo a 0,003 euros por ac­ción a fi­nales de agosto, las­trada por las ventas a corto, Urbas se ha dis­pa­rado en las úl­timas se­manas con una re­va­lo­ri­za­ción de más del 80%s. El final de la pre­sión ba­jista y las buenas no­ti­cias están per­mi­tiendo re­cu­perar la con­fianza en el grupo in­mo­bi­lia­rio, cons­truc­ción y ser­vi­cios.

El último paso en este sentido ha sido la reciente cancelación de deuda por importe de 15 millones de euros con Voyager Investing dentro del proceso de reducción del endeudamiento del grupo. Una operación de acuerdo con el pacto firmado en 2021 con el fondo británico mediante la entrega a cambio de un conjunto residencial ubicado en Vera (Almería) que no forman parte de sus activos estratégicos.

En este mes de septiembre también, el presidente y CEO de Urbas, Juan Antonio Acedo, ha inaugurado junto al presidente de Bolivia, Luis Arce, la ampliación y rehabilitación de la histórica Estación Central de Cochabamba, así como la ampliación de la línea Roja.

Ambas infraestructuras forman parte del megaproyecto “Tren Metropolitano de Cochabamba'”que la compañía está ejecutando con un presupuesto de cerca de 430 millones de euros. Un proyecto cuyos trabajos ya superan en 90 % y que supondrán un espaldarazo para la actividad de la compañía en Latinoamérica, uno de sus mercados estratégico junto a Europa.

Precisamente, la diversificación geográfica es uno de los aspectos que más están valorando los expertos. Urbas tiene presencia en más de 20 países de los cinco continentes con más de 1.200 millones de euros de activos a cierre de 2022. Una posición que lleva al grupo a asegurar que su valor supera con creces al de la cotización tanto en términos de GAV, NAV, flujo de caja o Ebitda.

Su gran problema, sin embargo, sigue siendo el alto apalancamiento pese a los denodados esfuerzos por rebajarlo. A finales de 2022, la deuda neta del grupo se situaba en los 222 millones de euros.

Ahora, los inversores esperan los resultados correspondientes al primer semestre del ejercicio previstos para el próximo viernes al cierre de mercado. En principio se prevé un ligero deterioro respecto al excelente año anterior debido a la ralentización observada por el negocio de construcción en España. Sin embargo, será muy bien recogido si se mantienen los esfuerzos por contener deuda y se confirma la línea de consolidación del crecimiento fijada en su plan de negocio.

Artículos relacionados