PRÁCTICAS BANCARIAS

El 'Financial Times' de­nunció que el pro­ducto se vendió a em­presas es­pañolas pese a la in­ves­ti­ga­ción in­terna

Deutsche Bank España, forzado a revisar la venta de derivados tras una denuncia del FT

La su­cursal del banco alemán ad­mite que des­pidió a una do­cena de em­pleados que vio­laron la nor­ma­tiva in­terna

Deutche bank
Deutche Bank.

Deutsche Bank España está re­vi­sando parte de sus ac­ti­vi­dades de co­mer­cia­li­za­ción de de­ri­vados de di­visas y adop­tando una serie de me­di­das, tales como la me­jora de pro­cesos y re­fuerzo de con­tro­les, tras una in­ves­ti­ga­ción in­terna que ha­bría des­ta­pado malas prác­ticas en la ope­ra­tiva. La en­tidad sale así al paso de la in­for­ma­ción del diario bri­tá­nico "Financial Times", que pu­blica que la fi­lial es­pañola de Deutsche Bank si­guió lu­crán­dose con la venta de de­ri­vados de di­visas a em­presas es­pañolas -que su­frieron por ello im­por­tantes pér­di­das- in­cluso una vez abierta la men­cio­nada in­ves­ti­ga­ción in­terna.

El banco ha declarado al respecto que discrepa "firmemente" de la descripción de los acontecimientos que hace el rotativo británico, al considerar que están "ampliamente sacados de contexto".

La cabecera británica apunta que dicha auditoría interna comenzó en 2019, después de que una denuncia pusiera de manifiesto que los empleados de la filial aprovecharon las lagunas en los controles del propio banco e infringieron la normativa de la Unión Europea (UE).

La filial española de la entidad germana habría vendido a empresas españolas productos altamente complejos que se promocionaban como coberturas seguras y baratas contra los riesgos cambiarios en el mercado de divisas. De esta manera, la entidad habría obtenido importantes beneficios, mientras que los clientes se expusieron a riesgos y pérdidas.

Por ello, el banco alemán tomó medidas en forma del despido de una docena de empleados y el pago de millones de euros a los clientes más grandes que se vieron afectados por el producto de inversión.

De su lado, fuentes cercanas a las compañías implicadas citadas por el medio británico señalan que las pymes que compraron ese producto tienen todavía que hacer frente al pago de las pérdidas.

Fuentes de la investigación periodística apuntan que la entidad siguió vendiendo este tipo de productos hasta este mismo verano, cuando 'Financial Times' publicó la noticia. Además, un cambio normativo reciente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha hecho que la venta de complejos derivados a pymes sea más difícil.

Deutsche Bank España habría estado maniobrando en los plazos en búsqueda de un momento en el que hacer frente a las pérdidas fuera menos costoso y el producto más fácil de liquidar si el euro se fortalecía con las alzas de los tipos de interés, según el 'FT'.

Artículos relacionados