BOLSA

Indra: los inversores vuelven a confiar

Indra es un coto ce­rrado de es­pe­cu­la­ción de los amigos del Gobierno. Tras las in­cer­ti­dum­bres ge­ne­radas por los te­je­ma­nejes po­lí­ti­cos, Indra va re­cu­pe­rando poco a poco la con­fianza de los in­ver­sores para si­tuarse en su nivel más alto en casi una dé­cada. No solo son los buenos re­sul­tados co­se­chados en el primer se­mestre sino tam­bién los acuerdos de fu­turo que sigue ce­rrando el grupo.

Respecto a las cuentas, Indra ha cerrado el primer semestre del ejercicio con un beneficio neto de 90 millones de euros, un 35,3 % superior al contabilizado un año antes. Un avance sustentado en la buena marca de las ventas con un crecimiento del 11,5 %, hasta los 2.012 millones.

La compañía busca ahora consolidar esta favorable tendencia con la toma de una participación del 9,5 % en ITP Aero, referente mundial en motores aeronáuticos e industriales, por un importe de 175 millones de euros tras cerrar un acuerdo con su accionista mayoritario, el fondo norteamericano Bain Capital.

El acuerdo establece las bases para una colaboración tecnológica estratégica con el objetivo de potenciar su valor, aprovechar sinergias y promover el desarrollo conjunto de sistemas y tecnologías, incluidos desarrollos fruto de la cooperación en el FCAS, el programa del futuro sistema de combate aéreo europeo, del que Indra es líder industrial nacional.

No en vano, ha señalado Marc Murtra, presidente de Indra, la operación conferirá a ambas sociedades “una mayor fortaleza, amplía sus capacidades tecnológicas y sus oportunidades para competir con las grandes empresas en los mercados aeroespacial y de defensa”.

Con esta adquisición, con la que se venía especulando hace meses en el mercado, Indra disfrutará de los derechos habituales para una participación minoritaria de este tamaño, incluida la representación en el Consejo de Administración.

“La entrada en el capital de ITP Aero tiene una clara vocación industrial y supone un nuevo paso en la nueva estrategia de crecimiento de Indra para convertirse en la gran empresa tractora del sector de la Defensa en España, con el fin de garantizar la autonomía estratégica y soberanía tecnológica de nuestro país. Esta operación confiere, además, tanto a Indra como a ITP Aero una mayor fortaleza, amplía sus capacidades tecnológicas y sus oportunidades para competir con las grandes empresas en los mercados aeroespacial y de defensa”, subraya Marc Murtra, presidente de Indra.

Se espera que la operación se complete en las próximas semanas. Las incorporaciones de Indra y el IVF dan cumplimiento a las obligaciones con los gobiernos español y vasco en materia de gobernanza, localización en el País Vasco y mantenimiento del empleo, potenciando su capacidad industrial, la capacidad tecnológica y de I+D.

La entrada en el capital de la empresa vasca permitirá a Indra fortalecer y ampliar la colaboración que ya mantenía con ITP Aero en el programa FCAS, que desarrolla el futuro sistema de combate aéreo europeo.

La compañía tecnológica es líder industrial nacional del programa FCAS, en el que también lidera internacionalmente el pilar de sensores y colidera los dos pilares transversales, además de liderar en España el pilar de nube de combate. Por su parte, ITP Aero lidera nacionalmente el Motor del NGF. Asimismo, ambas compañías se han adjudicado recientemente un contrato valorado en 40 millones de euros para prestar el servicio integral de apoyo a la ingeniería y el sostenimiento de los sistemas de armas de las aeronaves del Ejército del Aire y del Espacio.

En el conjunto del año, las acciones de Indra acumulan una revalorización del 25 % en una tendencia alcista iniciada hace un año que le ha permitido superar la barrera de los 13 euros que le abre la puerta a nuevos avances hacia el nivel de los 14,5 euros.

Artículos relacionados