ECONOMÍA

El mercado hipotecario en EE.UU. se hunde a niveles de 1995 por la subida de los intereses

El tipo hi­po­te­cario medio en Estados Unidos es­cala a má­ximos de 23 años

Jerome Powell, FED.
Jerome Powell, FED.

La tasa de in­terés apli­cada a los prés­tamos hi­po­te­ca­rios a tipo fijo y un plazo de 30 años se ha si­tuado la úl­tima se­mana en el 7,31%, su nivel más alto desde di­ciembre del año 2000, mien­tras que la de­manda de hi­po­tecas para la ad­qui­si­ción de vi­viendas se hundía a mí­nimos desde abril de 1995, según los datos de la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA).

"Las solicitudes de hipotecas para la compra de viviendas cayeron a su nivel más bajo desde abril de 1995, ya que los compradores se retiraron del mercado debido al entorno de tipos elevados y la erosión del poder adquisitivo", declaró Joel Kan, vicepresidente y economista jefe adjunto de MBA.

En este sentido, el experto explicó que, mientras la tasa hipotecaria a tipo fijo y un plazo de 30 años aumentó al 7,31% la semana pasada, "el nivel más alto desde diciembre de 2000", la baja oferta de viviendas también mantiene altos los precios en muchos mercados, lo que se suma a los obstáculos que enfrentan los compradores para acceder a una vivienda en propiedad.

Este miércoles, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano informó de que las ventas de viviendas nuevas unifamiliares alcanzaron en julio una cifra anualizada de 714.000 unidades, un 4,4% más que en junio y un 31,5% más que en el mismo mes de 2022.

Asimismo, el precio mediano de venta alcanzó los 436.700 dólares (401.356 euros) y el precio medio los 513.000 dólares (471.481 euros), lo que implica una rebaja del 8,7% y del 9,2% en un año.

Por contra, las ventas de viviendas de segunda mano en Estados Unidos registraron el pasado mes de julio una bajada del 2,2% respecto del mes anterior y del 16,6% en un año, hasta la cifra anualizada de 4,07 millones, según los datos de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR por sus siglas en inglés).

"Dos factores protagonizan la actividad de ventas actual: la disponibilidad de inventario y las tasas hipotecarias", dijo el economista jefe de NAR, Lawrence Yun. "Desafortunadamente, ambos han sido desfavorables para los compradores", añadió.

En este sentido, el inventario de viviendas de segunda mano a la venta registrado a finales de julio fue de 1,11 millones de unidades, un 3,7% más que en junio, pero un 14,6% menos que hace un año.

De este modo, el inventario cubriría la oferta de 3,3 meses al ritmo de ventas actual, frente a 3,1 meses en junio y 3,2 meses en julio de 2022.

De su lado, el precio mediano de las viviendas usadas para todos los tipos de vivienda alcanzó en julio los 406.700 dólares (373.423 euros), un aumento del 1,9% desde julio de 2022.

Artículos relacionados