Un in­forme anota que re­ci­birá más de 86 mi­llones de vi­si­tantes este año

El calor extremo, verdugo del turismo con destino a países como España

Italia, Francia o Grecia su­fren el cambio cli­má­tico y allanan el ca­mino hacia des­tinos como Polonia

Turismo de playa.
Turismo de playa

El clima ex­tremo y los in­cen­dios no pa­recen restar atrac­tivo tu­rís­tico a España. A punto de al­canzar los ni­veles an­te­riores a la pan­de­mia, este año el tu­rismo en nuestro país ba­tirá el ré­cord de 86 mi­llones de vi­si­tan­tes. Mientras tanto, un nuevo com­pe­tidor ame­naza con des­plazar des­tinos va­ca­cio­nales como Grecia, Italia o Francia. Polonia se con­fi­gura como uno de los lu­gares tu­rís­ticos más atrac­tivos del con­ti­nente eu­ro­peo.

El profesor de la Universidad Europea de Madrid Francisco García Pascual vaticinaba hace sólo unos días que el número de turistas que llegarán este año a España para pasar unas vacaciones alcanzará el récord de 86,5 millones. Estas expectativas, que suponen alza sobre los datos oficiales del sector, podrían verse afectadas por la climatología extrema que está afectando a España. No sólo el calor sofocante de meses como agosto, sino el del julio más caluroso desde 1880.

Esta circunstancia está perjudicando otros destinos turísticos como Grecia, donde los incendios han puesto en peligro la mismísima Olimpia, la cuna de los juegos olímpicos. El caso de Italia también resulta paradigmático de la complicada etapa que vive el continente. Los expertos consideran que la demanda va a retraerse entre un 20% y un 30% por los precios, aunque el denominado turismo de arte apenas se verá afectado.

Cambio climático

Mientras numerosas ciudades milenarias europeas de empedradas calles, villas medievales y castillos emblemáticos sufren por la actual situación, una corriente de opinión está promocionando un destino alejado del calor, a pesar de que su cultura se encuentra un tanto alejada del atractivo de destinos como los italianos, los franceses o los españoles.

“Las cifras de Polonia están al alza, con hasta 15,9 millones de turistas registrados en 2022, cuando el país aún no se había recuperado por completo del bajón del covid, pero palidecen en comparación con los de España o Italia”, señala la web traveoffpath. Durante el año pasado 71 millones de visitantes se dejaron caer por España, mientras Italia acogió a casi 55 millones viajeros. El turismo italiano se encuentra un 23% por debajo de las cifras de 2019 y el español un 6% por debajo de la cifra de aquel año.

“Polonia no es un país mediterráneo, y si bien eso puede sonar como una debilidad, particularmente en medio del frenesí de vacaciones soleadas en curso, el Mediterráneo se está volviendo insoportablemente más cálido cada año que pasa”, señala traveloffpath, que asegura que el crecimiento del turismo hacia Polonia alcanzó el 48,5% en 2021. Este año podría volver a las cifras anteriores a la pandemia.

Pero los simpatizantes de destinos turísticos como Polonia se esfuerzan en utilizar os incendios como argumentos en contra de países como Italia, Francia o España. Los fuegos que devastaron varias islas griegas, la Costa Azul de Francia y numerosas áreas costeras en el sur de España se están tomando como argumentos para mover a los turistas de sus rutas habituales.

Artículos relacionados