BOLSA

Urbas, presión a la espera de resultados

Urbas se man­tiene bajo una fuerte pre­sión en el con­ti­nuo, pese a sus am­bi­ciosas pro­yec­ciones para los pró­ximos años. Para 2026, la com­pañía pre­tende estar en nú­meros de Ibex en cuanto a fac­tu­ra­ción. Un ob­je­tivo com­pli­cado, pero a su al­cance si man­tiene su ac­tual cre­ci­miento.

Aunque el grupo ha puesto su foco en Sudamérica como uno de sus principales mercados tampoco quiere descuidar su actividad en España. Al respecto, la compañía constructora y promotora acaba de firmar un contrato para vender un importante proyecto residencial en la Isla de Isla Zorrozaurre, más conocida como “el nuevo Manhattan” de Bilbao por 98 millones de euros.

El concreto ha acordado promover dos bloques de viviendas de obra nueva en alquiler “llave en mano”, para transmitirlo una vez completado a un fondo europeo institucional especializado en residencial en la zona de desarrollo urbanístico y regeneración urbana más importante de la ciudad vasca de los últimos años.

La promoción consta de 314 viviendas, 407 plazas de garaje y 314 trasteros divididos en dos torres de 15 y 17 plantas, destinadas al alquiler. El complejo ofertará viviendas de 1, 2 y 3 habitaciones listas para ser habitadas en el segundo semestre de 2026.

Urbas está desarrollando más de 850 viviendas en Isla Zorrozaurre que se suman a las más de 4.300 que actualmente componen su portfolio residencial, con un peso del 45% en build-to-rent (BTR).

Una intensa actividad que, sin embargo, no consigue sacar su cotización de zona de mínimos. La acción no levanta cabeza y se mueve en torno a los 0,0045 euros por acción. Los expertos, sin embargo, creen que la presión sobre el valor está siendo injustificada teniendo en cuenta el positivo giro en sus resultados tras una dura reestructuración. Algo que debería seguir recogiendo en el primer semestre de este año.

Artículos relacionados