BOLSA

Cellnex, señales alcistas

En ge­ne­ral, los ana­listas si­guen res­pal­dando a Cellnex como una de las me­jores op­ciones del mer­cado es­pañol. Pero quienes más están apos­tando por la em­presa de redes de te­le­co­mu­ni­ca­ciones es JP Morgan. La firma nor­te­ame­ri­cana no solo confía en un re­bote sig­ni­fi­ca­tivo des­pués de casi dos años de capa caída, sino que po­dría batir de lejos sus má­xi­mos.

Los expertos del banco de inversión norteamericano creen que el valor encuentra numerosos catalizadores a favor que pueden empujar su precio notablemente al alza. Entre ellos destacan el reciente nombramiento de Marco Patuano como consejero delegado con unas ideas muy claras para apuntalar la rentabilidad de la compañía. Una elección en la cual ha tenido mucho que ver la entidad tras subir su participación en el grupo la 5,5 % el pasado mes de abril.

Parte de su estrategia estará enfocada a la venta de activos con el fin de reducir el apalancamiento por debajo de las 7 veces Este ha sido su principal hándicap en los últimos años y que podría ser un problema aún mayor con la subida de tipos de interés. Eso permitirá también acentuar las inversiones y mejorar la retribución al accionista.

Otro de los focos se dirigirá a impulsar su crecimiento orgánico y a dar una mayor visibilidad de las previsiones. Al respecto, estos analistas recuerdan que Cellnex “no ha registrado ni un solo trimestre de crecimiento orgánico limpio”, lo cual ha estado penalizando su cotización. El grupo presenta además grandes opciones de crecimiento futuro que el mercado no está recogiendo. Factores como las ratios de tenencia y su clara apuesta tecnológica en 5 G o IA deben de servir de palanca a su crecimiento.

Otros de los aspectos en los que el nuevo CEO tomará medidas será en la reducción de costes. Las continuas adquisiciones han elevado la plantilla hasta cerca de 3.000 trabajadores, comprometiendo las ratios de eficiencia. Todo ello ayudará a disipar o minimizar los riesgos inherentes al mercado a los que se enfrenta el grupo.

En las condiciones actuales, JP Morgan ha fijado su precio objetivo en 59 euros con recomendación de “sobreponderar”, aunque no descarta que pueda seguir subiendo mucho más si el mercado acompaña.

Otros analistas, en cambio, se muestran mucho más cautos. Es el caso de Jefferies que recientemente ha recortado su estimación objetiva hasta los 49 euros por acción, lo cual todavía supone un alto potencial alcista desde los 36,4 euros en los que cotiza en la actualidad.

Artículos relacionados