RESULTADOS

La eléc­trica abo­nará a los ac­cio­nistas un di­vi­dendo de 1 euros por tí­tulo

Bogas (Endesa) apunta que no se pueden construir todas las renovables de Sánchez

Califica de “poco rea­lista” dis­poner de 85 GW en 2030 y cri­tica el cierre de las nu­cleares

José Bogas, CEO Endesa 2023.
José Bogas, CEO Endesa 2023.

El con­se­jero de­le­gado de Endesa, José Bogas, con­si­dera que va a ser muy di­fícil cum­plir los ob­je­tivos que marca el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para 2030, en el que se prevé in­cor­porar 85 GW de po­tencia solar y eó­lica. En la pre­sen­ta­ción de re­sul­tados del primer se­mestre ante los ana­lis­tas, ha ca­li­fi­cado de “poco rea­lista” el ob­je­tivo del Gobierno y con­si­dera que va a ser di­fícil poner en el mer­cado esa ci­fra.

Bogas se basa para ello en la historia y en las estadísticas que se han ofrecido en los últimos ejercicios y en el desarrollo del ritmo de construcción por parte del sector. Además, entiende que se trata de un objetivo lleno de dificultades técnicas para integrar en el sistema la nueva capacidad de generación renovable.

Considera que falta tiempo para llegar en 2030 a esa cifra, existe falta de componentes, de mano de obra cualificada además de la creciente oposición social que se empieza a crear en algunas zonas por el efecto medioambiental.

En este sentido, ha recordado ante los analistas que el sector tiene una cifra récord en los últimos tiempos de desarrollar entre 5 y 7 GW de renovables al año, números que se antojan lejos de los 10-15 GW que baraja el borrador del PNIEC.

Una cosa es lo que queremos y otra lo que podemos

“Creo que va a ser difícil realmente poner en funcionamiento más que esa cantidad total. Una cosa es lo que queremos o lo que deseamos hacer. Estamos de acuerdo en que el objetivo debe ser desafiante, pero también debemos ser realistas”, ha comentado.

“El PNIEC es algo positivo porque es ambicioso, desafiante, pero creo que tenemos tiempo para discutir con el Gobierno para tratar de ajustar este plan”, señaló

Bogas se ha manifestado igualmente preocupado por la seguridad del suministro a partir del cierre del actual parque nuclear, con Almaraz como primer central que será clausurada en 2027. El parque actual tiene una capacidad instalada de 7.000 megavatios que sirven para dar apoyo al mix de generación eléctrica durante las 24 horas del día. Una energía difícil de sustituir cuando no hay viento o no sale el sol.

Venta de cartera de clientes

En cuanto a una posible venta de la cartera de clientes de gas que barajó la matriz Enel, ha señalado que se mantiene la idea de vender parte del negocio, a pesar de que el contexto “ha cambiado mucho”, con unos precios más bajos. Por ello, ha emplazado a finales de año para tener “algún tipo de novedad, ya que el último trimestre del año la situación puede variar.

Respecto a los resultados del primer semestre, Endesa ha ganado 879 millones de euros, lo que supone una caída de un 4% sobre igual periodo de 2022, semestre en el que sumó plusvalías por la venta del 51% del negocio de movilidad eléctrica a la matriz Enel. De no contar los efectos extraordinarios por el traspaso el año pasado de Endesa X Way a la italiana, los beneficios aumentarían un 20%.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 2.476 millones, con un aumento del 13,2%. La compañía prevé cerrar el año con un resultado neto ordinario de entre 1.400 y 1.500 millones de euros y un dividendo por acción de 1 euros. El Ebitda se situará entre los 4.400 y los 4.700 millones de euros.

La eléctrica ha resaltado que estas cifras se han producido en un contexto en el que el precio medio del mercado ibérico de electricidad ha registrado un descenso de un 57%, -88 euros por megavatio/hora-, y una caída del precio de gas de un 55%, -44,6 euros MW/h-. La demanda de electricidad de los clientes se redujo igualmente un 3,8%.

La compañía que dirige José Bogas ha contabilizado una tasa fiscal efectiva del 29,5% afectada por el gravamen extraordinario aprobado en 2022 y por el que se han contabilizado 208 millones de euros. El beneficio neto consolidado cae un 4% al no contabilizarse ningún resultado extraordinario como ocurrió en 2022. En cambio, el beneficio neto ordinario crece un 20%.

Este aumento se debe al crecimiento del Ebitda, que permite compensar los mayores costes financieros, por el incremento de la deuda bruta y la actualización de las provisiones así como las mayores amortizaciones y los impuestos pagados.

Las inversiones crecen un 12%

Las inversiones crecieron un 12% en términos interanuales, hasta 1.043 millones. El 76% de estas inversiones se han destinado a las energías renovables (36%) y a redes (40%). La compañía dispone de 9.300 MW de potencia renovable, 800 MW más que hace un año.

Endesa ha cerrado junio con 10,5 millones de clientes eléctricos en España, de los cuales 6,9 millones de clientes están en el mercado libre (un 5% más) y 3,7 millones en el mercado regulado (un 5% menos). La empresa tiene ya vendida el 100% de su producción propia de electricidad para 2023 y el 89% para 2024, en ambos casos un precio de 65 euros/MWh.

En cuanto al negocio del gas, se redujo el volumen comercializado en un 5% hasta 49 TWh, debido al menor consumo en ciclos combinados y por los clientes industriales y domésticos. La eléctrica tiene vendida ya el 90% del gas que compra para 2023 y el 65% para 2024. La base de clientes se mantiene estable en 1,8 millones.

La deuda se reduce un 3%

Respecto a la deuda neta, alcanza los 10.600 millones de euros, lo que supone un descenso del 3%. La deuda bruta se reduce por su parte un 22% debido a la fuerte caída de los colaterales que cubren las operaciones en los mercados internacionales de materias primas hasta 3.100 millones, un 53% menos que a final de 2022. La ratio de apalancamiento (deuda neta respecto al Ebitda) se sitúa en 1,8 veces frente a las 2 veces a junio de 2022. El coste de la deuda se sitúa en el 3%.

Artículos relacionados