La en­cuesta tri­mes­tral del BCE cons­tata que las con­di­ciones de los prés­tamos con­ti­núan em­peo­rando

Un mercado hipotecario cada vez más duro

Caída libre en cré­dito y fi­nan­cia­ción de em­pre­sas, que van cuesta abajo y sin frenos

BCE.
BCE.

Acceder a un prés­tamo para la ad­qui­si­ción de una vi­vienda está cada vez más di­fícil des­pués de los vai­venes eco­nó­micos del úl­timo año. Ésta es la con­clu­sión más des­ta­cada de la úl­tima Encuesta de Préstamos Bancarios del Banco Central Europeo (BCE), pu­bli­cada el 25 de ju­lio. En España, el en­du­re­ci­miento de las con­di­ciones de las hi­po­tecas ha sido aún más acu­sado que la media eu­ro­pea, en medio de un des­plome his­tó­rico de la de­manda de fi­nan­cia­ción por parte de las em­pre­sas.

En el conjunto de la Eurozona, el 8% de los bancos han incrementado los requisitos para conceder una hipoteca. Pese a que el empeoramiento de las condiciones no ha sido tan intenso como en períodos anteriores, las entidades bancarias acusan, según el estudio, "una percepción de mayor riesgo relacionada con las perspectivas económicas", lo que junto a "la situación específica del prestatario, la menor tolerancia al riesgo y el mayor coste de la financiación" han acabado desembocando en filtros más estrictos para el acceso a los préstamos.

En las dos otras grandes áreas de financiación, el panorama es aún peor: el 14% de las entidades financieras europeas declaran haber elevado los requisitos para dar préstamos a las empresas, mientras que el 18% de las entidades ha endurecido el crédito al consumo. En el caso de la financiación empresarial, se ha producido una fuerte caída de la demanda, la mayor en 20 años.

Peor en España

En el caso español, el empeoramiento de las condiciones del crédito a las empresas ha sido más suave que en el resto de Europa: un 8% reconoce haber elevado los requisitos. La situación, sin embargo, se invierte en las hipotecas, ya que un 10% de los bancos de nuestro país afirma haber endurecido sus préstamos por vivienda.

El panorama de los créditos al consumo también es más difícil en España, con un 25% de entidades que admiten haber aplicado filtros más estrictos en el segundo trimestre.

Caída en la demanda

La mayor rigidez en la concesión de hipotecas ha venido apareajada de una fuerte caída en la demanda de préstamos por vivienda en toda la zona euro, que alcanzó el 47%. España también presenta peores cifras en este apartado, con un desplome del 60% en las solicitudes hipotecarias.

Artículos relacionados