Monitor de Innovación

Nacido de la co­la­bo­ra­ción entre los dos gi­gan­tes, el pro­yecto se basa en un mo­delo ge­ne­ra­tivo de len­guaje pre­dic­tivo

Llama 2, la Inteligencia Artificial que nace del matrimonio entre Microsoft y Meta

La pla­ta­forma es de có­digo abierto y es­tará dis­po­nible para desa­rro­lla­dores de forma gra­tuita

Lanzamienro de LLama 2.
Lanzamienro de LLama 2.

La Inteligencia Artificial (IA), como campo tec­no­ló­gico de in­fi­nitas apli­ca­cio­nes, se está con­vir­tiendo en un mer­cado gi­gan­tesco en el que las com­pañías más co­lo­sales juegan su aje­drez de alian­zas. El úl­timo ejemplo es Llama 2, mo­delo de len­guaje de IA que nace de la co­la­bo­ra­ción entre Meta (matriz de Facebook) y Microsoft, anun­ciada por la pri­mera esta se­mana.

Llama 2 es la sucesora de Llama (siglas en inglés de Gran Modelo de Lenguaje de Inteligencia Artificial de Meta), que comenzó su andadura en febrero como plataforma de investigación y desarrollo para uso académico, contando con una gran aceptación. Después de las más de 100.000 solicitudes de acceso de la primera versión, Llama 2 quiere conseguir un éxito aún mayor ofreciendo una herramienta de código abierto capaz de generar texto en más de 27 idiomas.

Dicho texto constituirá el material con el que los desarrolladores de software podrán desarrollar incontables aplicaciones, gracias a los 70.000 millones de parámetros que alimentan la capacidad de producción lingüística de la IA, que permiten una interactuación con el usuario más fluida que la de su predecesora. De hecho, el 60% de la estructura de Llama 2 son datos completamente nuevos.

Llama 2 es accesible a través de Azure, la plataforma de servicios en la nube de Microsoft, y ha sido adaptada para funcionar en el sistema operativo Windows.

Un río en el que todos quieren pescar

Meta y Microsoft consolidan así un 'matrimonio de conveniencia' con el que esperan obtener su trozo del pastel en un sector que se mueve a un ritmo cada vez más vertiginoso. OpenAI es la compañía que más titulares ha acaparado gracias al descomunal éxito de su 'chatbox' conversacional ChatGPT, que ya va por su cuarta versión y ha motivado a los colosos del mundo digital a acelerar en la carrera por la IA: un ejemplo es Google Bard, que también dispone de una opción gratuita.

El omnipresente Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, también se ha sumado a la tendencia, dando algunas pinceladas de lo que será xAI, su apuesta en este mercado. El magnate sudafricano, también dueño de la red social Twitter, asegura que su modelo será más veraz, con una estructura de algoritmos que permitirán dar al usuario respuestas "controvertidas", dejando de lado la corrección política.

Artículos relacionados