La mitad de la subida de 2023 se ha pro­du­cido en la úl­tima se­mana

La Bolsa toma un fuerte impulso a la espera de oportunidades

El primer se­mestre del año con­cluye con una ga­nancia de 3,5% en cinco dias im­pul­sada por muy pocos va­lores

Paolo Colio y Esther Alcocer, en la junta general FCC.
Paolo Colio y Esther Alcocer, en la junta general FCC.

La renta va­riable es­pañola ha aca­bado el primer se­mestre del año en lo más alto des­pués de cinco se­siones con­se­cu­tivas de ga­nan­cias. Una subida pro­pi­ciada en gran me­dida por fuertes subidas de FCC tras anun­ciar una opa para ha­cerse con el 7% de su propio ca­pi­tal. De he­cho, los bajos pre­cios de al­gunas co­ti­zadas es­pañolas están afi­lando los dientes de los fondos de ca­pital riesgo para salir a la caza de opor­tu­ni­dades como es el caso de Applus.

En la última semana, el Ibex 35 se ha apuntado así un alza del 3,5 % para encaramarse sobre los 9.500 puntos. Un nivel que había estado ejerciendo de barrera y que ahora podría convertirse en su nuevo suelo para la segunda mitad del año si se consolida en las próximas semanas.

Después de las recientes incertidumbres, los inversores ya parecen dar por descontado nuevas subidas de tipos de interés tanto en Estados Unidos como en Europa en los próximos meses. No obstante, sus efectos en la desaceleración económica parecen estar siendo menos dañinos de lo que se temía en un principio mientras los datos de inflación ya empiezan a mostrar una ligera contención.

En principio, los resultados empresariales no se están viendo especialmente perjudicados por el endurecimiento de la política monetaria. Uno de los factores que estaría animando a los operadores a acentuar su apuesta por la renta variable en casi todos los sectores, pero con especial interés en la banca, los valores turísticos y energéticos, muchos de ellos excesivamente penalizados.

Las próximas semanas vendrán marcadas, además, por la campaña a las elecciones generales en España del 23 de julio. Este es un factor que podría frenar un tanto la dinámica alcista del mercado hasta su conclusión. Pese a todo la mayoría de los analistas cree que los avances se mantendrán firmes con un nuevo objetivo en los 10.000 puntos de Ibex para antes de acabar el ejercicio.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de actividad, las actas de la Reserva Federal y los datos de empleo de Estados Unidos marcarán no solo el inicio del segundo trimestre sino los dos próximos meses que vendrán condicionados por los resultados empresariales y las vacaciones estivales.

Este lunes, los inversores deberán enfrentarse a la batería de indicadores PMI, ISM en el caso norteamericano, del sector manufacturero correspondiente al mes de junio, lo que dará indicios de por donde evoluciona la economía mundial. En Estados Unidos se darán a conocer también los gastos de construcción y el Chicago PMI, pero ambos datos suelen tener escaso impacto en los mercados financieros.

En la sesión del martes, más destacado será la balanza comercial en Alemania en un día en que Wall Street cerrará sus puertas por la celebración del Dia de la Independencia.

La jornada del miércoles volverá a estar condicionada por la publicación de los indicadores de actividad PMI del sector servicios en las principales economías europeas. Este día, además, se darán a conocer la producción industrial en España, los precios de producción en la zona euro, así como los pedidos de bienes duraderos. Con los mercados europeos cerrados se conocerán las actas de la última reunión del comité abierto de la Reserva Federal en las que se buscarán pistas de los próximos movimientos en política monetaria de la entidad.

La agenda de los mercados financieros internacionales también estará cargada de citas importantes. En la zona euro se publicará las ventas al por menor, mientras que desde el otro lado del Atlántico llegarán la encuesta ADP de empleo privado, el ISM no manufacturero, la balanza comercial y el índice de creación de nóminas Jolts.

La primera semana bursátil de julio se cerrará el viernes con la producción industrial de Alemania y con el informe de empleo norteamericano del mes de junio que probablemente siga mostrando la fortaleza del mercado laboral norteamericano, en zona de pleno empleo, pese a los síntomas de debilidad mostrados en mayo.

Artículos relacionados