Sociedad de Tasación es­tima que está a menos de 100 euros de má­ximos

El precio de la vivienda mete miedo y margina a sectores crecientes de población

Las pre­vi­siones más edul­co­radas ha­blan de subidas mo­de­radas a lo largo de 2023

Mercado de la vivienda.
Mercado de la vivienda.

Las peores pre­vi­siones sobre la evo­lu­ción del precio de la vi­vienda em­piezan a con­fir­marse en este úl­timo tramo del primer se­mestre de 2023. De mo­mento, ni el im­pacto de la in­fla­ción en el ahorro de las fa­mi­lias ni el coste cada vez mayor del precio de las hi­po­tecas do­blegan la subida con­tinua de las va­lo­ra­ciones de las ca­sas, que según el úl­timo in­forme de Sociedad de Tasación ya rozan el nivel ré­cord de 2007. En su úl­timo in­forme, esta firma cifra en menos de 100 euros por metro cua­drado el im­porte que se­para el precio ac­tual de la vi­vienda nueva de los algo más de 2.900 euros del boom in­mo­bi­liario de hace 16 años.

El incremento interanual roza el 6,5%, un nivel que empieza a dejar fuera del mercado inmobiliario a muchas familias. Esta tendencia no hace más que acentuarse a medida que avanza el año y suben los tipos de interés.

"Lo lógico sería que la ralentización económica global hubiera enfriado el mercado en lo que a los precios se refiere. Pero se está produciendo el efecto contrario, porque el gran problema es que hay un enorme déficit de vivienda nueva en las zonas geográficas más demandadas y que las promotoras están teniendo que trasladar a los precios finales el fuerte aumento de los costes de construcción", señalan en una de las mayores promotoras del país.

Sin expectativas de descenso

Lo peor es que tampoco parece que esta tendencia se vaya a revertir a corto y a medio plazo. Es verdad que se está produciendo una más que lógica reducción del ritmo de subida respecto al último trimestre del año pasado, pero el informe de Sociedad de Tasación deja algunas cifras mareantes. Por ejemplo, los más de 5.000 euros por metro cuadrado que se pagan ya en Barcelona o los 4.269 euros de Madrid.

Otra firma de prestigio como la tasadora Euroval predice que el precio medio de las viviendas crecerá de media un 6% entre este año y 2025. Es decir, estima un incremento medio de 103 euros por metro cuadrado. Esta subida se repartirá de forma muy equitativa durante estos tres años, por lo que según las previsiones de Euroval el mercado no ofrecerá signos elocuentes de cambio durante los tres próximos ejercicios.

En las versiones más optimistas se habla de cierta relajación en el mercado. Por ejemplo, Solvia prevé alzas moderadas dentro de una cierta tendencia a las estabilización, como demuestra que el precio medio de la vivienda subió en el primer trimestre un 0,5% respecto al mismo periodo del año anterior, pero un 1,5% menos que el trimestre anterior. La cuestión es si esta ralentización de la subida es suficiente para reanimar el mercado.

La sensación general entre los distintos actores del sector -promotoras, tasadoras, agencias inmobiliarias y consultoras- es que las subidas de precios están dejando un mercado a dos velocidades. Las viviendas de mayor valor económico están al alcance de un número cada vez menor de familias, mientras que el resto tiene que optar por productos de rango menor -abunda la segunda mano- o directamente renunciar a la adquisición de una casa.

El mercado hipotecario no va a apoyar el proceso. "Estamos viendo una fuerte caída de la demanda que en este primer semestre va a provocar descensos que pueden llegar al 20% en la concesión de hipotecas", señalan fuentes financieras, que creen que la situación puede mantenerse al menos durante todo lo que queda de año por la presión de la fuerte subida del precio de los préstamos. "Ya no hay avalancha de peticiones como el año pasado", aseguran.

Artículos relacionados