BlackRock arrastra a otras grandes firmas para lanzar ETF’s sobre este ac­tivo

Los gigantes de la gestión reivindican el bitcoin frente a la marea regulatoria

La crip­to­mo­neda re­cu­pera los 30.000 dó­lares pese a la crisis de las pla­ta­formas

SEC
SEC

Lo que no te mata te hace más fuerte. La ofen­siva de la SEC sobre las pla­ta­formas Coinbase y Binance (con esta úl­tima ya hay un acuerdo sobre ac­ti­vos) em­pieza a perder im­pacto en la va­lo­ra­ción de la crip­to­mo­neda es­tre­lla, el bit­coin, que en este tramo final de la se­mana ha vuelto a su­perar los 30.000 dó­lares contra el pro­nós­tico de quienes pen­saban que la acu­mu­la­ción de malas no­ti­cias desde el punto de vista repu­tacional aca­baría por sumir a la di­visa en el os­tra­cismo.

Pero la realidad es que el mercado empieza a discernir entre el activo y las plataformas en las que se negocia. Pero claro está que no se trata de una revelación espontánea. Siempre hace falta un catalizador y este es la solicitud de BlackRock, el pasado 15 de junio, para lanzar un ETF o fondo cotizado al contado sobre el bitcoin. Un paso adelante que los analistas creen que es de enorme trascendencia.

“BlackRock es parte del sistema, y cuando solicita el lanzamiento de un producto es porque lo tiene todo atado y bien atado. Hasta ahora la SEC no ha dado luz verde ni a un solo producto al contado sobre el bitcoin, pero si el fondo de Larry Fink salta al ruedo es porque tiene muchas garantías de sacar adelante su ETF. Para la SEC debería ser una garantía que la mayor gestora del mundo esté detrás de este producto”, señalan fuentes del sector.

Puertas al mar

La SEC debe decidir hasta cuándo seguirá poniendo puertas al mar. La realidad es que el bitcoin está haciendo un enorme ejercicio de supervivencia en los últimos trimestres, marcados por la crisis de credibilidad de las plataformas que hicieron fortuna con el fenómeno de las criptomonedas. Ahora, representa algo más del 50% del valor de mercado de todas las criptomonedas, de algo más de un billón de dólares.

Poco a poco, Bitcoin se consolida como la gran referencia del mercado y las grandes gestoras no pueden obviar esta realidad. Al movimiento de BlackRock se unen otras gestoras, que quieren aprovechar el tirón del mayor de los gigantes para sacar adelante sus propias iniciativas. De todos es sabido que desde 2021 WisdomTree ha intentado sacar adelante sin éxito su ETF al contado.

Ahora lo intenta de nuevo, como Invesco, mientras que los rumores apuntan a que otro peso pesado como Fidelity están estudiando solicitar su propio ETF sobre el bitcoin al contado. ¿Podrá la SEC frenar la avalancha de peticiones de lo más granado de la industria de fondos estadounidense? No parece que durante mucho tiempo, porque estas firmas parecen dispuestas a establecer mecanismos de protección para evitar manipulaciones en los precios.

¿Cómo? Con acuerdos con mercados organizados y firmas que vigilen y garanticen las mejores condiciones del mercado. Unos mecanismos que deberían ablandar al supervisor bursátil estadounidense, que tendría en las grandes gestoras a su mejor aliado para poner coto al fraude. Un problema que se diluiría en un mercado más líquido como el que generaría la luz ver a estos ETF.

Con estas cartas sobre la mesa, se dibuja un nuevo escenario en el universo de las criptomonedas -y muy concretamente en el del bitcoin- después de muchos meses de oscuridad. La pelota está en el tejado de la SEC, que no puede estar jugando permanentemente el papel de poli malo en esta película. Con las grandes firmas de la gestión mundial llamando a la puerta, sólo es cuestión de tiempo que dé su brazo a torcer.

Artículos relacionados